Notimex
El secretario de Hacienda y Crédito Público, Agustín Carstens Carstens, reiteró hoy el compromiso de la Federación para impulsar el desarrollo del estado, a través del fortalecimiento de la infraestructura y desarrollo social.
Durante su visita al estado, el funcionario federal afirmó que con base en la reforma fiscal hubo cambios en la asignación de recursos con que se atiende la necesidad de la población.

Detalló que Chiapas tendrá este año cuatro mil 500 millones de pesos, 14 por ciento más respecto de lo que recibió el año pasado.

Detalló que tan sólo en el caso del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social, 18 municipios recibirán tres mil 800 millones de pesos en este año, mil millones más que en 2006 y casi 700 millones de pesos de crecimiento respecto de 2007.

Sustentó que el objetivo del trabajo del gobierno federal es lograr el desarrollo humano pleno de todos los mexicanos, 'que cada mexicano de hoy y de las futuras generaciones vivan mejor'.

Explicó que 'no hay nada más costoso para quien la padece que la pobreza extrema, la falta de agua potable, drenaje, electrificación, vivienda, ausencia de caminos y centros de salud'.

Al firmar con el gobernador Juan José Sabines Guerrero un convenio de colaboración para el financiamiento de infraestructura, a través del Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras), aseguró que las participaciones hacia la entidad aumentaron 33 por ciento.

Lo que recibirán los municipios este año 'equivale a una décima parte de la aportación que se hará a nivel nacional, en el marco de los mecanismos de financiamiento de Banobras, que hacen más expedito el gasto municipal', añadió.

Comentó que mediante este mecanismo en los 118 municipios, en el transcurso de los siguientes años, podrá dar más financiamiento a los municipios chiapanecos, hasta por 10 mil 800 millones de pesos.

En el ex convento de Santo Domingo de Guzmán, Carstens mencionó que se trata de extender al mayor número de municipios el financiamiento, especialmente a los de menor capacidad financiera, a tasas competitivas y accesibles.

'Se trata de atender a sectores estratégicos que no están siendo atendidos por la banca comercial, como pequeños productores rurales, micro, pequeñas y medianas empresas, y para vivienda, en municipios que padecen altos índices de marginación', resaltó.

Expuso que 'los recursos deben aplicarse con transparencia y con escrupuloso cuidado, para que cumplan con su objetivo social y ayudar a aminorar las condiciones de marginación, mejorar la calidad crediticia y de vida de los chiapanecos'.