NOTIMEX
Lima, Perú.- El presidente ecuatoriano Rafael Correa aseveró hoy aquí que las relaciones entre su país y Colombia se encuentran en un "estado terrible" debido a los reiterados ataques de su colega colombiano Alvaro Uribe Vélez.
En una rueda de prensa ofrecida en esta capital, donde asistió a la V Cumbre América Latina, el Caribe y la Unión Europea (ALC-UE), Correa dijo que el único problema en Sudamérica es Uribe Vélez, quien se ha mostrado incapaz de resolver el conflicto en su país.

El mandatario ecuatoriano señaló que Colombia tiene narcotráfico, guerrilla, paramilitares y parapolíticos y, además, está 'exportando' su conflicto y su problemática a los países vecinos.

Sobre el informe de la Interpol que avaló la autenticidad de los computadores del abatido comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Raúl Reyes, Correa dijo que el problema nunca ha sido si son fidedignos los datos informáticos.

Agregó que el problema es ver si esos computadores, en los que según Colombia existe información que lo vincula con las FARC, se encontraban en el campamento donde fue abatido Reyes o si fueron "sembrados" por las fuerzas colombianas que lo atacaron.

Ecuador y Colombia rompieron relaciones diplomáticas luego que el pasado 1 de marzo tropas colombianas atacaron un campamento de las FARC ubicado en territorio ecuatoriano, en una incursión en la que murió Reyes y otra veintena de personas.

Tras la incursión colombiana, que fue deplorada por los países de la región, el gobierno de Bogotá comenzó a divulgar supuestos datos hallados en tres computadores de Reyes, los cuales involucrarían a Correa y al mandatario venezolano Hugo Chávez con las FARC.

Para Correa, quien rompió relaciones con Bogotá por la violación de la soberanía ecuatoriana, el punto central de la controversia es si Uribe Vélez le da credibilidad a las FARC al avalar la información encontrada en los computadores que habrían pertenecido a Reyes.

'Entonces, si Uribe les da credibilidad a las FARC, va a ser cierto lo que dicen las FARC de él, lo de sus vínculos con el narcotráfico y los paramilitares. Ahí está la clave, si les creemos o no a las FARC', dijo el presidente ecuatoriano.

Correa anunció que la víspera solicitó al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el chileno José Miguel Insulza, que ese organismo investigue cualquier eventual nexo que pudiera tener el presidente ecuatoriano con las FARC.

'Si se prueba que yo tengo nexos con las FARC, yo pongo mi cargo a disposición de mi país y de todo América Latina", afirmó el gobernante.

Lo cierto es que el reporte de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) divulgado el jueves en Colombia sobre los computadores de Reyes agudizó aún más la disputa que mantienen los presidentes de Ecuador y Venezuela con su homólogo colombiano.

Correa y Chávez se saludaron afectuosamente el viernes durante la sesión inaugural de la cumbre en Lima y juntos caminaron hacia los salones de trabajo de la cita, mientras Uribe Vélez se mantenía lejos de sus adversarios políticos.

La incursión armada colombiana en Ecuador provocó la ruptura de relaciones diplomáticas entre los dos países, y Venezuela, en solidaridad con la nación agredida, cerró su frontera con Colombia, llamó a consultas a su embajador en Bogotá y "congeló" todo nexo.