El vicariato de Roma reiteró hoy que las reliquias de Juan Pablo II que ellos ofrecen "no se pueden vender, ni comprar porque son sagradas y no tienen precio", en un comunicado para aclarar algunas informaciones aparecidas en los medios de comunicación.
Ciudad del Vaticano.- El vicariato de la capital, encargado de la causa de beatificación de Juan Pablo II, ofrece en su página de Internet la posibilidad de pedir una estampita con la imagen del Papa polaco y un pequeño fragmento de tela de uno de sus trajes talares.

Y hoy, especificaron, que en la página se explica que "la estampita es completamente gratuita", y lo que se da es la oportunidad a los fieles que lo deseen de dar una pequeña donación para los gastos de imprenta y de envío.

"El problema de la venta de reliquias que es algo muy común en Internet y esto es un sacrilegio", dijo hoy el director de la oficina Litúrgica de la diócesis de Roma.

Frisina explicó que por ahora las reliquias de Juan Pablo II no pueden ser veneradas porque "la veneración empieza durante el rito de la beatificación", aunque añadió, que en el caso del Karol Wojtyla, estas estampitas con el trozo de sus túnicas "se puede usar de manera privada, como recuerdo de una persona querida".

Quienes deseen este recuerdo con la imagen de Juan Pablo II también puede enviar una petición a la Oficina de Estampitas y Reliquias del Vaticano, explican en el Vicariato.

El Vaticano ya tuvo el año pasado que señalar que las reliquias de Juan Pablo II no pueden comprarse, después de que en los alrededores del Vaticano apareciesen personas que vendían supuestos trozos de telas de los trajes del Papa.

Incluso, una tienda de recuerdos ubicada cerca de la plaza de San Pedro ofrecía, con precios que van de tres a seis euros, relicarios con un trozo de tela que, aseguraban, había sido pasada sobre la tumba del Pontífice.