Irán.- La medida es considerada una victoria del presidente Mahmud Ahmadinejad que podría endurecer la posición iraní en las actuales negociaciones
El principal negociador nuclear de Irán, Alí Larijani, renunció a su cargo, dijo el sábado un portavoz gubernamental, medida considerada una victoria del presidente Mahmud Ahmadinejad que podría endurecer la posición iraní en las actuales negociaciones.

El vocero, Gholam Hossein Elham, no dio motivos específicos de la renuncia, que entró en efecto de manera inmediata, pero dijo que Larijani había mencionado su deseo de concentrarse en ``otras actividades políticas``.

``Larijani había renunciado varias veces. Finalmente, el presidente aceptó su renuncia``, dijo Elham en una conferencia de prensa.

Elham dijo que Saeed Jalili, vicecanciller para asuntos de Europa y Estados Unidos, sucedería a Larijani.

Larijani mantuvo, en muchas ocasiones, una posición intransigente sobre el enfrentamiento por la cuestión nuclear entre Irán y Occidente, aunque era considerado, por comparación, más moderado que Ahmadinejad dentro del régimen teocrático iraní. Dio la impresión de estar más inclinado por una solución diplomática en torno al programa nuclear de Irán mientras que Ahmadinejad no se inclina por ceder ante las pretensiones de Occidente.

La renuncia de Larijani fue interpretada por muchos la concesión de plena libertad a Ahmadinejad para dictar sus opiniones a Jalili, menos experimentado que su predecesor.

Estados Unidos y sus aliados acusan a Irán de tratar en secreto de construir un arma nuclear. Teherán ha negado la acusación, y señala que su programa es pacífico y sólo busca generar electricidad.

Irán se ha negado a ceder a las exigencias internacionales de detener la producción de uranio enriquecido.

Elham enfatizó que la política nuclear de Irán no cambiaría por la renuncia de Larijani.

``Las políticas nucleares de Irán son estables e invariables. El cambio en la directiva no derivará en cambio alguno en esas políticas``, señaló.

Larijani fue comandante de la Guardia Revolucionaria y jefe de la radio y la televisión de Irán.

Elham dijo que se realizará sin modificaciones un encuentro con Javier Solana, jefe de política exterior de la Unión Europea, previsto para el martes en Roma.

``Pese a la renuncia de Larijani, los encuentros... no cambian. El sucesor de Larijani se reunirá con Solana``, dijo.

Larijani era considerado una figura fiable dentro del gobierno islámico de Irán. Reemplazó al antiguo negociador Hasan Rowhani, considerado moderado, después de que Mahmud Ahmadinejad fue elegido presidente en el 2005.

Sin embargo, algunas discrepancias entre Larijani y Ahmadinejad habían trascendido recientemente.

La ausencia de Larijani durante la reunión de la semana anterior entre el presidente ruso Vladimir Putin y el líder supremo iraní, ayatola Alí Jamenei, causó sorpresa en los círculos políticos de Irán.

El ex embajador estadounidense en las Naciones Unidas, John Bolton, que con anterioridad fue el artífice de la política de la Casa Blanca bajo el presidente George W. Bush en el caso nuclear iraní, dijo que la renuncia de Larijani es ``una clara victoria de Ahmadinejad`` e indica que ``el liderazgo (iraní) está decidido a continuar con el programa nuclear``, incluyendo en enriquecimiento de uranio.

Bolton indicó que el conflicto entre Larijani y Ahmadinejad es ``parte de una lucha por el poder más amplia que se desarrollará tras la muerte (del líder supremo iraní, el ayatola Alí) Jamenei``.

El caso ``tiene que ver más con las personalidades y la política interna (iraní), pero Ahmadminejad considera a Larijani una persona con una perspectiva diferente en las negociaciones`` nucleares, dijo Bolton a The Associated Press, y sugirió que Larijani era un funcionario más moderado.