Declara el Servicio Meteorológico una segunda alerta de tsunami tras registrar una réplica de 6.6 grados Richter
Al menos siete personas han muerto y otras 17 han resultado heridas en el terremoto de 8.2 grados registrado esta tarde en el sur de la isla indonesia de Sumatra, informaron hoy los medios locales.

El servicio Detiknews informó también de que el Servicio Meteorológico y Geológico de Indonesia (BGM) ha vuelto a declarar una segunda alerta de tsunami tras registrar una réplica del terremoto de 6.6 grados de magnitud.

"En la playa de Panjang, en Bengkulu, han muerto seis personas, mientras que otra ha fallecido en la localidad de Lingkar Panjang" , declaró Felix Valentino, jefe del Departamento Social local, al servicio de información digital "Noticias al Segundo" (Detiknews).

La misma fuente indicaba que varios heridos han sido trasladados a los hospitales en la ciudad de Bengkulu pero que el número de víctimas podría aumentar ya que muchos afectados aún no han podido ser evacuados.

La caída de la noche, así como los cortes de electricidad y telefónicos en la zona de Bengkulu, situada a 130 kilómetros del epicentro, están dificultando las tareas de rescate y la llegada de información de la zona.

Sin embargo, según el Servicio Geológico de EU y otros organismos internacionales que miden la actividad sísmica mundial la réplica más fuerte registrada ha sido de seis grados.

El sismo tuvo lugar a las 18.10 hora local (11.10 GMT) y se localizó a 4.5 grados latitud sur y 100.4 grados longitud este a 30 kilómetros de profundidad bajo el nivel del de Marzo y a una distancia de 130 kilómetros al suroeste de la ciudad de Bengkulu, según el Servicio Geológico de EU, que informa sobre la actividad sísmica mundial.

Indonesia se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacífico" , una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7 mil temblores al año, la mayoría de escasa magnitud.

El 26 de diciembre de 2004, un fuerte terremoto sacudió la costa de la isla de Sumatra, creando una serie de olas gigantes que sembraron de destrucción una docena de naciones bañadas por el Océano Indico y causaron la muerte a más de 226 mil personas.