Notimex
México.- Denominada por el crítico de arte Alfonso De Nuvillate como la "pintora del amor", la artista plástica Cristina Ruiz aseguró que tanto el talento de los pintores mexicanos, como el arte en el país están desperdiciados, por falta de difusión.
"Hay talento pero éste no es aprovechado", dijo a Notimex, la artista, quien el próximo 22 de octubre viajará a España para participar en la octava edición de la Feria de Arte Independiente de Madrid (FAIM), a realizarse del 25 al 29 de ese mes.

Admiradora del español Martín Soria (1449-1487), a quien se conoce como el "pintor de la luz", indicó que vivir de prisa ha provocado que tanto el arte como los pintores mexicanos "hayan pasado a segundo término".

"Eso es una verdadera pena porque el arte, la pintura, son uno de los valores más importantes que tenemos. Estos elementos son los que nos acercan más como seres humanos, a nuestras raíces, es lamentable", expresó.

De acuerdo con la pintora, la mujer mexicana debería inculcarles a los hijos, desde pequeños, el amor por el arte, la lectura, la pintura, la música y la cultural, en general.

Licenciada en Relaciones Públicas, cuenta que desde muy pequeña inclinó su vida hacia las artes. "Fue como a los 12 años cuando comencé a incursionar en el arte, de manera particular el ámbito de la poesía, al participar en varios concursos".

En la década de los 80, expuso, se fue a radicar a Francia, país donde incursionó en el mundo de los vitrales y donde logró producir una obra relevante, formando parte de un equipo de reconocidos vitralistas, con quienes participó en la reconstrucción y diseño de vitrales en iglesias y capillas del viejo continente.

"Fue en este bello lugar donde descubrí mi pasión por la pintura y también mi potencial", destacó.

Señaló que a mediados de esa década decidió regresar a México, en donde inició sus estudios de pintura en un Taller del INBAL.

Desde un principio mostró inclinación hacia lo figurativo de la Escuela Impresionista Valenciana, bajo la cual realiza una serie de obras al óleo, trabajadas con una suave y bella paleta, que reflejan su calidez y paz interior.

Sobre la Feria de Arte Independiente en Madrid (FAIM), informó que en esta octava edición México es le país invitado y participará con un total de 25 obras, en las que destaca su interés por el tema de la figura humana y sobre todo, por el amor.

Cristina Ruiz se vale de diversos y ricos elementos afines a su sensibilidad, entre otros, la línea, el sombreado, el color y el tono, para plasmar sus ideas, resultando a veces la línea vigorosa y nítida que ofrece a través de la silueta trazada.

Se trata pues de obras con un toque romántico en el que aparecen figuras humanas casi siempre desnudas, con una temática virginal, en la que la artista emprende nuevas osadías formales.

No sólo al intentar indagar soluciones ya resueltas en sus primeros años de trabajo, sino de conquistar otros valores en su leguaje expresivo sin perder el carácter personal de intimismo y recogimiento que tanto gusta en sus cuadros y que la hace singular y diferente entre otros artistas.

Amor, desamor, odio y tristeza son algunos de los elementoscon los que la pintora va imponiendo su estilo y sus formas plásticas a los públicos más exigentes, más reacios a aceptar la verdad del cuerpo humano y sus emociones.

Para el crítico de arte, Alfonso de Neuvillate, Cristina Ruiz es la pintora de la luz y de la oscuridad del alma, de las perversiones, de la sacralización del abrazo y del adiós.

"Como en los adioses de Beethoven pinta con absoluta libertad y con absoluta conciencia de que su trabajo va a llegar al centro del ser sensible, inteligente, que no pretende esconder sus emociones más bellas ni las mas horripilantes, sino encontrar esa vereda de misterios hermosos", afirma el especialista.

Según Neuvillate, a quien conoció en una muestra en el Museo de Arte Contemporáneo Internacional Rufino Tamayo, la visión de los sentimientos que posee y plasma en sus cuadros Cristina Ruiz es magnífica.

"Reconcilia con los semejantes y, viéndolo bien, con agudeza, la única manera de volver a creer en el hombre y en la mujer que, despojados del mal, como en un nuevo paraíso de ludismos y tempestades, convergencias y divergencias, se reanude su posibilidad de ser hasta en el no ser".

De acuerdo con la pintora, al concluir su participación en Madrid, España, viajará a París, donde expondrá a partir del 13 de noviembre, en la Galería Christine Couder, una serie de 35 obras, entre ellas su cuadro más famoso "Almas Gemelas".

Para 2008 expondrá junto a la pintora francesa Crispín Ruiz, en Mónaco y Niza.

"Hablaremos de la paz, de la guerra, del amor, etcétera. Serán diferentes temas abordados por dos culturas diferentes", explicó.

Cristina Ruiz nació en la Ciudad de México. Su trayectoria la ha convertido en una artista muy versátil y completa, cuya obra destaca por una luz muy particular, romanticismo, soltura, un manejo del dibujo extraordinario y una bellísima paleta.

Ha sido merecedora del Premio a la Excelencia Universal, por su encomiable trayectoria como pintora, escultora y poeta. También, en el 2006 recibió el Premio "Laurel de Oro" por su amplia trayectoria como pintora; así como el Premio "Mujer Mujer", por su gran carrera escultórica.

La Feria de Arte Independiente en Madrid (FAIM) muestra obras de diversas disciplinas artísticas, pintura, escultura, grabado, fotografía, instalaciones, arte digital.