LA JORNADA
México, D.F. .- De acuerdo con el Banco Mundial (BM), en una escala donde 100 por ciento es la "mejor calificación", México tiene un nivel de 32.7 en estabilidad política y ausencia de violencia.
Con base en el diagnóstico anterior, al final del sexenio la Secretaría de Gobernación (SG) pretende llegar a los 40 puntos, esto es, una mejora de 22 por ciento. Respecto al nivel de libre elección, expresión y asociación, el índice de gobernabilidad del BM da al país 52.4 puntos, y la meta hacia 2012 es llegar a 64.

Con base en el diseño de su programa sectorial, la SG busca "conocer las características y patrones del fenómeno delictivo y combatir la corrupción de manera frontal". No obstante, una de las áreas que acusa mayor rezago es la de migración, porque tras un año del gobierno calderonista, no hay un programa integral para este tema, y según admite la dependencia, tampoco existe un documento amplio de estrategias para la frontera sur.

En las metas sectoriales difundidas ayer, la SG afirma que promoverá una nueva política migratoria; coordinará esfuerzos para fortalecer la seguridad fronteriza y ampliará la estructura de aseguramiento y contención (de indocumentados), "que permita mantener la seguridad en las fronteras, disminuir la porosidad de las mismas y abatir los flujos irregulares de personas".

En este diagnóstico, para el cumplimiento de metas hacia 2012, destaca la ausencia de estructura y previsión en materia de protección civil, porque ninguna entidad cuenta con un censo de los equipos de infraestructura para hacer frente a una emergencia, y sólo seis estados tienen atlas de riesgos, considerados de primera importancia para actuar en caso de una evacuación masiva, por ejemplo.

La SG tiene a su cargo el Sistema Nacional de Protección Civil, cuyo objetivo es garantizar la integridad de las instituciones y de los ciudadanos en caso de desastre o emergencia.

Sin embargo, admite que es necesario reforzar el cumplimiento de códigos, reglamentos y leyes que reduzcan significativamente las condiciones de riesgo, como evitar asentamientos irregulares o la destrucción del medio ambiente.

En los indicadores de esta área, la SG precisa que sólo 15 por ciento de los programas estatales incluyen medidas preventivas para la reducción del riesgo de desastres (la meta oficial en este ámbito es alcanzar una cobertura de 95 por ciento). En el caso de los municipios, apenas 10 por ciento cuenta con programas de ese tipo.