El Pais
El presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, aseguró ayer que la petrolera precisará entre 10.000 y 12.000 millones de dólares para desarrollar sus proyectos en Brasil en los próximos 10 ó 12 años. Y para lograrlos, la compañía participada por Sacyr y Criteria-La Caixa, baraja tres opciones: sacar a Bolsa Repsol-Brasil, alcanzar un acuerdo con su socio en el área, Petrobras o incorporar algún otro socio.
"A medio y largo plazo, Repsol invertirá buena parte de sus recursos en Brasil". señaló Brufau, que se encuentra en el país para explicar la evolución de sus activos en el área a medios de comunicación nacionales.

En 2010, la inversión prevista por la compañía en la actividad de exploración alcanzará los 480 millones de dólares. El cálculo del valor de los activos en el país es de 6.000 millones de dólares. El problema es que para obtenerlos, hay que extraer y vender el petróleo hallado en aguas profundas del Atlántico. Y eso requiere, a su vez, una financiación importante: entre 10.000 y 12.000 millones de dólares que puede llegar a 15.000 si se producen hallazgos importantes. "No me preocupan las dificultades de financiación cuando éstas provienen del éxito" aseguró Brufau.

Repsol YPF ya está en conversaciones con su socio Petrobras para explorar posibles acuerdos. Pero el presidente de la compañía brasileña, José Sorgio Gabrielli, presente ayer en una conferencia de prensa junto a Brufau fue muy claro en los límites de su apoyo a Repsol: Petrobras no tiene como estrategia participar en el capital de otras petroleras. Sobre otras posibilidades, como la hipotética compra del 30% que Repsol controla en la refinería Refap (en el Estado de Rio Grande do Soul), tanto Gabrielli como Brufau dejaron claro que no hay todavía nada decidido.

En Brasil, Repsol YPF lleva a cabo una intensa campaña de exploraciones. Hasta el momento, la petrolera ha realizado siete grandes hallazgos en los 21 bloques donde la compañía tiene participación.