Notimex
Cd. de México.- El secretario de Salud, José Angel Córdova Villalobos, indicó que en estos momentos lo que más se necesita para atender la crisis en el estado de Tabasco es cal, agua embotellada, insulina y bolsas para diálisis peritoneal.
Durante una reunión de evaluación de los trabajos de ayuda en Tabasco y Chiapas que encabezó el presidente Felipe Calderón agregó que también se requieren motobombas y mochilas para una extensa fumigación de zonas con el fin de evitar la proliferación de mosquitos transmisores de dengue y paludismo.

"La prioridad número uno es la cal y el agua embotellada, dado los animales muertos que están apareciendo porque aparte de enterrarlos por lo menos de inicio hay que encalarlos; se está haciendo una labor de encalamiento masiva, así como una labor de fumigación masiva para evitar infecciones", precisó.

El responsable de la política sanitaria en el país destacó que al momento se han otorgado unas cien mil consultas, la mayoría de ellas por infecciones en la piel y aplicado 30 mil vacunas a la población tabasqueña que se vio afectada por las inundaciones.

Córdova Villalobos comentó que se ha dado especial atención a mujeres embarazadas y personas con diabetes en albergues, clínicas y hospitales, aun cuando la tercera parte de la infraestructura de los servicios de salud se encuentra dañada.

Agregó que se encuentran en proceso apoyos de la Asociación Psiquiátrica Mexicana para capacitación de personal de salud, ya que se refuerza ese tipo de atención a la población que se encuentra desconsolada por las pérdidas sufridas.

El titular de la Secretaría de Salud insistió en que la insulina y las bolsas para diálisis peritoneal se requieren en mayor volumen así como otros medicamentos como amoxicilina, ampicilina, dicloxacilina, ambroxol, eritromicina, naproxen y miconazol.