LA JORNADA
México, D.F. .- El secretario de Economía, Eduardo Sojo, confió en que antes de que concluya el año se pondrá en marcha la creación de una reserva estratégica de alimentos, añeja demanda de organizaciones campesinas, y explicó que el principal problema para instrumentarla cuanto antes es la falta de presupuesto.
"También queremos ver cómo proteger a las familias de menores ingresos y hacer llegar los insumos más baratos a los productores, quienes también están siendo afectados por el incremento de los alimentos. Pero todas esas medidas requieren recursos presupuestales y la Secretaría de Hacienda y las otras secretarías tendríamos que evaluar de dónde se toman", respondió el funcionario cuando se le preguntó sobre las acciones que realizará la dependencia a su cargo, como parte del plan emergente para evitar el desabasto de víveres, anunciado el miércoles por su compañero de gabinete. Aclaró que los recursos extraordinarios que recibió la Secretaría de Economía en el primer trimestre de este año, se destinarán a fomentar empleo en las zonas de alta y muy alta marginación.

El secretario, quien en las últimas semanas ha rechazado que exista riesgo de desabasto de alimentos y minimizado las alzas en los precios de los productos básicos al considerarlas como "normales" y atribuirlas sólo a causas internacionales, aseveró ayer que dichos problemas no constituyen un "tema nuevo" para el gobierno federal, por lo que se han tomado medidas al respecto "no sólo desde hace varios meses, sino hace años" y que han permitido que en México, dicha crisis "la hemos librado relativamente bien, comparado con otros países".

"Sin embargo, me parece que es un tema de la mayor importancia para México y, por tanto, para el gobierno federal, y vamos a estar atentos y a discutir en el ámbito del gabinete económico, como ya lo señaló el secretario de Hacienda (Agustín Carstens), qué más medidas podemos tomar para anticiparnos a los incrementos de los precios de los alimentos que podrían darse en los próximos meses", indicó.

Entre dichas medidas que se analizan en el gabinete económico se incluye la reserva estratégica en tanto que puede servir para combatir la especulación y "por si en el futuro se presenta algún desabasto", precisó el secretario, quien fue entrevistado en el Senado, donde inauguró un foro de evaluación sobre el acuerdo de asociación económica entre México y Japón.

Si bien consideró que es un tema que se ha agravado, reiteró que en el caso de México inició a partir del segundo semestre de 2006 con el incremento del maíz y luego del trigo o leche, al que se han sumado otros alimentos y para lo cual además de mantener una economía sana y el control de la inflación se han tomado medidas específicas.