Notimex
Cd. de México.- La SSP federal informó que se incrementó a mil 500 el número de elementos policiacos desplegados en Tabasco, quienes trasladan y resguardan 50 toneladas de víveres al día y realizan patrullajes para evitar actos de rapiña.
En un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) precisó que desde su llegada el 29 de octubre pasado, los uniformados en coordinación con otras instancias gubernamentales han trasladado a unas 20 mil personas a los distintos albergues y zonas seguras.

Asimismo, los agentes federales continúan las labores para dar seguridad en las tres plantas potabilizadoras de agua instaladas en áreas conurbadas de Villahermosa, al tiempo que se mantiene el patrullaje con el apoyo de siete lanchas inflables en calles y avenidas con mayor afectación para evitar actos vandálicos.

Una de las tareas primordiales emprendidas por la Policía federal en Tabasco es el traslado y resguardo de víveres provenientes de diversas partes del país y del extranjero, unas 50 toneladas diarias que han llegado vía aérea y terrestre.

En coordinación con una brigada enviada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se llevan a cabo acciones de saneamiento en el municipio de Paraíso, así como la entrega de víveres que hasta el momento suman 21 toneladas de agua embotellada, 18 de alimentos y otros artículos de primera necesidad.

La dependencia precisó que las cocinas denominadas "Comunitaria" y "Vaquera" instaladas por la Policía federal han proporcionado alrededor de tres mil 700 raciones de alimentos al día.

Además, 20 elementos femeninos de las fuerzas federales se desplazaron a un asilo de ancianos para brindar asistencia y víveres, así como seguridad al inmueble; y se destacamentó a elementos en el Cereso del estado.

En las últimas 48 horas, las más de 100 operaciones aéreas de la Policía federal permitieron el traslado de ayuda humanitaria a 44 comunidades afectadas, y con la instalación de dos consultorios móviles se brindaron 287 consultas y se aplicaron a 350 personas vacunas contra tétanos, influenza y hepatitis A, entre otras.

También desalojaron la comunidad indígena Chontalpa, integrada por unas cuatro mil personas, donde en coordinación con el Centro Administrativo de Pemex se proporcionan víveres y seguridad.

Los últimos reportes indican que 80 por ciento de Villahermosa reinició actividades, en tanto el 20 restante, que son zonas cercanas al río Grijalva, permanecen inundadas; mientras todos los accesos carreteros a la capital operan con normalidad.

La SSP afirmó que permanecerá en la entidad el tiempo que sea necesario, con el fin de cumplir el compromiso adquirido por el gobierno federal de proteger y servir a los damnificados.