Jesús Jiménez Alvarez / Vanguardia
Saltillo, Coah.- Con la terminación del Horario de Verano comienza "un verdadero martirio para los industriales", quienes a partir de este día tendrán que pagar más de tres veces el costo de la energía en el "horario punta" de las 18:00 a las 22:00 horas, lo que materialmente obliga a los empresarios a dejar de laborar en ese horario, con todas las consecuencias que ello implica.
"Prácticamente nos están forzando a `bajarnos' del sistema, porque trabajar con una tarifa 3.8 veces más cara que en el horario normal, prácticamente nos hace inviable cualquier operación, y aunque lo más adecuado sería cargarle la diferencia en el costo final del producto, eso nos dejaría fuera de toda competencia", expresó a la sección DINERO el empresario Héctor Horacio Dávila Rodríguez.

El también ex presidente de la Canacintra Coahuila-Sureste explica que en el horario normal el costo del kilowat-hora es de 0.74 centavos, pero a partir de este día en el horario "punta" sube a 2 pesos 35 centavos, y no sólo eso, el periodo se amplía de dos horas más, antes era de 20:00 a 22:00 horas, ahora será de 18:00 a 22:00 horas.

"Lo que pasa -agrega el entrevistado- es que la Comisión Federal de Electricidad no tiene suficiente energía para responder a la demanda de los consumidores, y como esas horas son las que registran mayor demanda de energía en todo el país, ellos (la CFE) se van por lo fácil, elevan el precio del kilowat-hora para que los industriales nos desconectemos, y así puedan completar para el suministro general".

Subsidio a partir de enero

Dávila Rodríguez explicó que "como industriales siempre estuvimos pidiendo a diputados y senadores que presentaran una iniciativa para que en el "horario de verano", de dos horas "punta" se redujera a una, y en el "horario de invierno", de cuatro se bajara a dos, y nunca nos habían hecho caso, pero ahora fue el diputado Federal Javier Guerrero quien ha logrado un subisidio del 70% en la tarifa "punta", pero a partir de enero de 2008.

"Vamos a seguir insistiendo por la reducción en el horario, porque los industriales no podemos competir con otros países donde tienen precios de energía mucho más accesibles", explicó Dávila Rodríguez, quien asegura que hoy más que nunca se hace necesario que los legisladores y las autoridades federales saquen adelante la reforma energética, misma que es ya indispensable para la competitividad del país.

Finalmente el empresario considera que lo más adecuado para apoyar a los industriales y empresarios a ser más competitivos, sería mantener el mismo costo del horario base del kilowat-hora durante las 24 horas del día, lo cual sería un impulso muy importante para tener productos mucho más competitivos en los diferentes mercados.