Zeferino Salgado Almaguer, delegado en NL de la SCT. Foto: Especial
Milenio.com
Los militares, argumentaron que al revisar el documento, el porte de arma no coincidía con la pistola calibre nueve milímetros que portaba Salgado Almaguer.
Monterrey.- El delegado de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Nuevo León, Zeferino Salgado Almaguer, fue retenido por militares ayer en la localidad de Guerrero, Coahuila, por portación de arma de fuego.

Sin embargo, el también ex alcalde de San Nicolás manifestó que cuenta con el permiso para llevarla consigo.

Los militares por su parte, argumentaron que al revisar el documento, el porte de arma no coincidía con la pistola calibre nueve milímetros que portaba Salgado Almaguer.

El funcionario federal fue llevado a las instalaciones de la Procuraduría General de la República en Coahuila para aclarar la situación, y horas después el apoderado legal de la SCT pagó la fianza.

Salgado Almaguer expresó que hace aproximadamente dos años y medio tramitó el permiso para portar armas, el cual le fue otorgado.

Mencionó que se dirigía a la ciudad de Piedras Negras, en Coahuila, debido a que tiene familia en esta región, y en un retén militar en el municipio de Guerrero fue detenido por elementos del Ejército Mexicano, debido a que según los elementos castrenses, el porte de arma no era legal, a lo que Salgado Almaguer aseguró que es legítimo.

Agregó que está a la espera de un oficio de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para que le sean devueltos el arma y el porte.

"Hace dos años y medio como alcalde (tramitó el permiso); el asunto de seguridad estuvo difícil y es cuando tramito en la Sedena el porte de arma.

"En estos últimos días, antier venía de Monterrey a Piedras Negras con mi familia, tengo a familiares, que son mis suegros; llegué a un punto de revisión en Guerrero, Coahuila, a 20 minutos de Piedras Negras; les digo que traía una pistola y presento mi porte de arma. El oficial que me atiende dice que no es real (el porte), el porte está correcto y coincide con el arma, me llevan al Ministerio Público de Coahuila en Piedras Negras, mandó traer los papeles donde se hizo el trámite y la solicitud", explicó el ex edil este viernes a Telediario Matutino.

Luego de ello, el delegado de la SCT manifestó que pagó una fianza de diez mil pesos.

"El Ministerio Público expide un documento a la Sedena para que me regresen el arma y el porte, no hay nada ilícito, estoy en Piedras Negras con la familia", afirmó.

Salgado Almaguer manifestó que permaneció en el Ministerio Público tres o cuatro horas.

"No hay nada malo, cuando no hay nada malo, uno debe de colaborar con las autoridades", reiteró el funcionario federal.

Del caso
Ayer, el ex alcalde de San Nicolás fue sometido a revisión en un retén de la Sedena ubicado en Guerrero, Coahuila. Se informó que los militares retuvieron a Salgado Almaguer porque al parecer el arma no coincidía con el permiso presentado.

El ahora funcionario federal aclaró que desde hace dos años y medio tramitó la autorización para portar armas.