Notimex
Roma.- La procuraduría de Roma reabrió una investigación por otro homicidio relacionado con el caso de transexuales y que el mes pasado llevó a la caída del gobernador de la región Lazio, Piero Marrazzo, informaron hoy fuentes judiciales.

Tras la muerte en circunstancias más que sospechosas de Brenda, un transexual brasileño, en el incendio de su departamento el pasado viernes 20, la policía romana decidió reabrir el caso de Gianguerino Cafasso, encontrado muerto el 12 de septiembre pasado y archivado como deceso por sobredosis de droga.
Roma.- La procuraduría de Roma reabrió una investigación por otro homicidio relacionado con el caso de transexuales y que el mes pasado llevó a la caída del gobernador de la región Lazio, Piero Marrazzo, informaron hoy fuentes judiciales.

Tras la muerte en circunstancias más que sospechosas de Brenda, un transexual brasileño, en el incendio de su departamento el pasado viernes 20, la policía romana decidió reabrir el caso de Gianguerino Cafasso, encontrado muerto el 12 de septiembre pasado y archivado como deceso por sobredosis de droga.

Los nuevos resultados toxicológicos practicados a Cafasso, protector de transexuales y quien pretendía chantajear a Marrazzo con la venta a la prensa de videos comprometedores, revelaron que su muerte fue por sobredosis de heroína que le habrían dado en lugar de cocaína.

Brenda reconoció semanas atrás en un interrogatorio que mantuvo relaciones con Marrazzo, el gobernador del Lazio que debió dimitir luego de que se supiera que era chantajeado por carabineros con un video en el que aparecía con transexuales.

Según los medios, otros políticos de primer plano, así como personajes del deporte y los espectáculos habrían mantenido relaciones y consumido cocaína con los `trans` bajo la protección de Cafasso.

El hombre, de 36 años de edad, había ya intentado vender un vídeo comprometedor al diario Libero, a dos de cuyas reporteras aseguró que una vez que obtuviera el pago por las imágenes desaparecería de la circulación antes de que lo mataran, pues tenía en sus manos información sobre `media Roma`.

`Hay entre los clientes (con los transexuales) personajes que si yo hablara...`, declaró Cafasso a las periodistas de Libero pocas semanas antes de ser encontrado muerto.

Jennifer, otra transexual brasileña que vivía con Cafasso, confirmó a las autoridades que la droga le fue vendida por un africano, según el cual se trataba de cocaína.

Pero de acuerdo con los análisis, era una dosis con heroína capaz de matar a un caballo.