Notimex
Quito.- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, reveló hoy que su par mexicano Felipe Calderón lo llamó para pedirle recibir a ejecutivos de la telefónica América Móvil en el marco de la negociación para extender la licencia de su filial en este país.
En su programa sabatino de radio, el jefe de Estado ecuatoriano sostuvo que accedió 'en deferencia a ese buen amigo que es el presidente' de México y recibió 'con mucho gusto' a los ejecutivos de Porta, filial de la empresa de telefonía celular América Móvil.

Correa manifestó además que su país sentó un precedente innovador en la negociación de las concesiones de telefonía celular, que podría ser útil para otros países de la región.

'Ecuador no estaba negociando el espectro radioeléctrico, sino un negocio en marcha, que si ellos (Porta) no querían, había la posibilidad de que lo asumiéramos nosotros', explicó el mandatario al referirse al concepto que manejó su gobierno.

El pasado 5 de mayo, Correa reabrió las negociaciones con Porta, filial de la mexicana América Móvil, una vez que esa empresa accedió a pagar 480 millones de dólares por la renovación de la licencia de operación por los próximos 15 años a partir de agosto de 2008.

La posición de la empresa -propiedad del magnate Carlos Slim-, que implicó un aumento de 173 millones de dólares con relación a su oferta final de 307 millones, fue expresada por el presidente de América Móvil, Daniel Hajj, quien vino a Quito para hablar con Correa.

Una semana antes, las autoridades de telecomunicaciones habían rechazado la oferta hecha por Porta y habían dado por finalizadas las negociaciones, lo que implicaba que la operadora debía dejar el país, al expirar su concesión actual, el próximo 26 de agosto.

A Porta 'le quedó muy claro' que se dialogaba sobre un negocio en marcha y no el espectro radioeléctrico, aseguró el mandatario en su programa de radio.

Correa ponderó que 'nunca se había negociado así en América Latina', de modo que 'no sólo lo hemos hecho extraordinariamente bien, sino que somos los primeros en usar un nuevo hito en las negociaciones de esta clase de espectro en la región'.

El mandatario ecuatoriano subrayó que 'no estábamos dispuestos a movernos de esas cifras, porque era un modelo objetivo, hecho de manera muy técnica'.

Porta ocupa el primer lugar en Ecuador en el mercado local con 7.1 millones de clientes, mientras Movistar, de Telefónica de España, tiene 2.6 millones, y la estatal ecuatoriana Alegro cuenta con poco más de medio millón de usuarios.

El presidente Correa aseguró que 'Ecuador obtuvo en la negociación de la telefonía celular cien por cien de lo que se había propuesto. Vamos a recibir cerca de 700 millones de dólares por las nuevas concesiones de telefonía celular'.

La negociación con Movistar, la otra operadora extranjera en Ecuador, se cerró a comienzos de abril pasado.

El acuerdo con MoviStar contempla el pago de 220 millones de dólares por la renovación de su concesión por los próximos 15 años, a partir de noviembre de este año, cuando expira el permiso actual.