París, Francia.- La revista francesa "France Football" revela en su número de mañana los nombres de los diez primeros clasificados de la lista del Balón de Oro, entre los que figuran los brasileños Kakà y Robinho, el argentino Lionel Messi y el español Cesc Fábregas.
El nombre del ganador no será anunciado oficialmente hasta el próximo domingo, aunque Kakà figura en todas las quinielas como el principal favorito para sustituir al italiano Fabio Cannavaro en el palmarés del prestigioso trofeo creado en 1956.

El holandés Ruud van Nistelrooy, el portugués Cristiano Ronaldo, el marfileño Didier Drogba, el sueco Zlatan Ibrahimovic y los italianos Andrea Pirlo y Francesco Totti completan la lista de los diez primeros de la clasificación adelantada de forma excepcional por la revista.

"France Football" destaca de Kakà "el elegante" sus diez goles en quince partidos de Liga de Campeones, lo que convirtieron al brasileño "en el artesano de la victoria milanesa en la competición".

En contra de Kakà, la revista alega que brilló menos en el campeonato doméstico, con ocho goles en 31 partidos, además de su ausencia en la Copa América para reposar, lo que ha empequeñecido en Brasil "su imagen de jugador humilde y generoso".

De Messi "el inalcanzable" destacan sus "acciones individuales", en particular el gol contra el Getafe en la Copa del Rey que le asemejan a Diego Maradona, pero le achaca un exceso de individualismo, lo que supone su principal punto en contra para recibir el premio.

El aumento de confianza mostrado por Robinho y su papel con la canarinha en ausencia de Kakà y Ronaldinho en la pasada Copa América son los puntos principales que le hacen acreedor del Balón de Oro, pero su inicio de temporada 2007 y su estancia en el banquillo madridista con Fabio Capello, le restan opciones.

Cesc no ha dejado de crecer y de implicarse en el juego ofensivo del Arsenal, sobre todo tras la salida del delantero francés Thierry Henry, lo que le sitúa entre los más serios candidatos al premio.

Los seis primeros meses de 2007, en los que Henry estaba todavía en el Arsenal y en el que el club inglés tuvo un rendimiento "caótico" pesan en su contra a la hora de optar al galardón.

Veinticinco goles en liga, siete de ellos en las últimas siete jornadas, han propulsado a Van Nistelrooy a la parte alta de la clasificación del Balón de Oro, pero su ausencia en la selección y la mala temporada europea del club blanco han frenado su subida.

"France Football" destaca también los regates de Cristiano Ronaldo, la capacidad goleadora de Drogba, el físico impresionante de Ibrahimovic, la eficaz estética de Pirlo y la condición de "bota de oro" de Totti.