Excélsior
La mitad de los docentes que imparten clases en escuelas normales tiene una maestría, mientras que en Coahuila Aguascalientes, Baja California, Colima, Guerrero, Nayarit y Jalisco, el porcentaje de profesores con maestría oscila entre 45 y 48%
México, D.F. .- De los 14 mil 765 maestros que enseñan en escuelas normales públicas y privadas del país, menos de la mitad estudió un posgrado: son cinco mil 952 quienes cuentan con grado de maestría o doctorado.

De acuerdo con un diagnóstico de los profesores que trabajan en normales, elaborado por la Secretaría de Educación Pública, su nivel académico es muy variado.

Del total de 14 mil 765 docentes de normales, más de cinco mil 500 cursaron una maestría, pero sólo 133 tienen un doctorado, esto es, ni uno por ciento.

En el documento se apunta que hay tres mil 517 docentes que cursaron completa la maestría, lo que equivale a 23 por ciento del total, pero sólo dos mil 302 obtuvieron el grado, lo que significa 15.5 por ciento.

En estas cifras hay diferencias entre quienes imparten clases en normales públicas y privadas. En las primeras sólo uno por ciento tiene doctorado, mientras que en las particulares apenas 0.6 por ciento alcanza ese grado.

La diferencia se dispara en la maestría, pues en el sistema público 43% de los maestros concluyó una maestría y en el particular sólo 29.6 por ciento.

De total de maestros de normales, tres mil 47 concluyeron una licenciatura, 17.7 por ciento dan clases en las escuelas públicas, mientras que 28.5 por ciento labora en planteles privados.

Este reporte de la SEP indica que 22 por ciento de los docentes de normales concluyó la normal con licenciatura, y de ellos 25 por ciento imparte clases en escuelas particulares y 21 por ciento en públicas.

También revela que el número de profesores normalistas con grado de maestría es casi igual a la cantidad de maestros que apenas obtuvieron un nivel técnico. Hay dos mil 302 con grado de maestría y dos mil 207 con nivel técnico.

Del total de la plantilla nacional de profesores de normales, 1.4 por ciento (214 docentes) sólo terminó la normal básica. Parece una cifra reducida, pero es mayor al número de profesores con doctorado.

Los datos cambian drásticamente en el desglose por entidad.

Aunque el Estado de México concentra la mayor plantilla de docentes normalistas, con un total de mil 566, no es el estado con el mayor número de profesores con doctorado, pues sólo cinco alcanzaron este grado.

El Distrito Federal es la región con más profesores con doctorado, con un total de 26, de allí que su media supera el promedio nacional, pues en el país es de 0.9 por ciento y en la capital de 2.1 por ciento.

Siguen en la lista Michoacán, con 16 docentes con doctorado; Sinaloa con 16, y Nuevo León con ocho. Aguascalientes, Baja California Sur, Morelos, Puebla, Tabasco y Tlaxcala tienen, cada uno, sólo un maestro de normal con doctorado.

Pero Colima, Nayarit, Sonora, Yucatán y Quintana Roo, no hay docentes con doctorado.

Aunque el mayor número de profesores con maestría se concentra en el Estado de México, Puebla, Jalisco, Distrito Federal y Guanajuato, no significa que tengan un porcentaje más alto con respecto a su número total de maestros.

Michoacán es la entidad con el más alto porcentaje de maestros de normales con maestría: 64 por ciento, rebasando con ello la media nacional de 39 por ciento.

Le sigue Zacatecas, donde el profesorado de normales públicas y privadas representa 58.7 por ciento del total de la entidad; en tercer lugar se encuentra Sinaloa, donde 53.4 por ciento de los docentes cuenta con este grado académico.

En Oaxaca, la mitad de los docentes que imparten clases en escuelas normales tiene una maestría, mientras que en Aguascalientes, Baja California, Colima, Guerrero, Nayarit, Jalisco y Coahuila el porcentaje de profesores con maestría oscila entre 45 y 48 por ciento.

En Hidalgo, Estado de México, Puebla, Durango y Querétaro, entre 40 y 41 por ciento de sus docentes normalistas tiene maestría.

En cambio, en la mitad de las entidades del país el porcentaje de profesores con maestría está por debajo de la media nacional.