La intimidad, la herencia, sus amistades y las pasiones de Frida Kahlo serán reveladas en el Museo Frida Kahlo en 200 fotografías elegidas de las 6.500 que tenía el archivo abierto en 2007 tras estar resguardado desde el fallecimiento de la artista.

La dirección del museo indicó que la exposición "Frida, sus fotos" será inaugurada mañana y estará exhibiéndose hasta mayo próximo, con originales que luego serán guardados para evitar su desgaste por un largo período.
La intimidad, la herencia, sus amistades y las pasiones de Frida Kahlo serán reveladas en el Museo Frida Kahlo en 200 fotografías elegidas de las 6.500 que tenía el archivo abierto en 2007 tras estar resguardado desde el fallecimiento de la artista.

La dirección del museo indicó que la exposición "Frida, sus fotos" será inaugurada mañana y estará exhibiéndose hasta mayo próximo, con originales que luego serán guardados para evitar su desgaste por un largo período.

Sin embargo, se informó que los admiradores de la artista mexicana podrán acceder a las 200 fotografías exhibidas en "Frida, sus fotos" y otras 300, en un libro que se editará en enero próximo en varios idiomas.

Pablo Ortiz Monasterio, curador de la muestra, dijo que aunque el propósito no fue hacer una biografia con la exposición, finalmente las 200 fotografías muestran un perfil de la vida de la artista que permiten extraer algunas conclusiones nuevas sobre su obra.

Ortiz señala que la pasión por lo retratos de Frida "no la hurta sino que la hereda" porque esa misma pasión por el autorretrato la muestra su padre Guillermo Kahlo en decenas de fotografías expuestas en la primera sala.

También, afirma el curador, que la pasión de Frida por la ropa típica es claramente una influencia del vestir de Matilde Calderón, la madre oaxaqueña de Frida.

Cada una de las seis salas tiene un título y muestra una historia íntima de la artista: "Los padres de Frida" abarca la familia hasta el abuelo oaxaqueño también fotógrafo como su padre; "La Casa Azul" muestra su vida en ella; "El cuerpo Roto" hace referencia a su vida luego del accidente; "Los amores de Frida" permiten ingresar al mundo íntimo de las amistades y "El ojo de Diego" la obsesión de la fotógrafa, la mujer y un ojo del artista Diego Rivera que nos mira directo, serio.

Cinco de los salones fueron montados en una casa contigua a la Casa Azul, ubicada en el barrio Coyoacán de la Ciudad de México, y que es utilizada por primera vez.

Entre las fotografías que acompañaron a Kahlo además de las propias y las de su padre Guillermo Kahlo, se encuentran obras inéditas sobre la artista de destacados fotógrafos como Tina Modotti, Man Ray, Martin Munkacsi, Edward Weston, Pierre Verger y Manuel Alvarez Bravo.

Carlos Phillips Olmedo, director general de los Museos Frida Kahlo, Diego Rivera y Dolores Olmedo, subrayó que la importancia de la muestra es que permite introducirse en el mundo de Frida y al mismo tiempo revalorarla.