Notimex
Guadalajara, Jal.- La nostalgia invadió a miles de tapatíos, amantes del rock, con la presentación de "Riders on the storm", gira que reúne a los músicos Ray Manzarek y Robbie Krieger para conmemorar el 40 aniversario de la creación de la banda The Doors, de la que fueron miembros fundadores.
Desde el inicio del concierto, media hora después de lo programado, el tecladista Manzarek y el guitarrista Krieger demostraron que los años no han mermado su capacidad para ejecutar sus instrumentos.

Brett Scallions fue el encargado de dar voz al espectáculo en el Auditorio Telmex, ante más de cinco mil personas que disfrutaron las canciones que escribió Jim Morrison, quien comandó la agrupación hasta el día de su muerte ocurrida en 1971.

En la gradería el público fue diverso: niños, jóvenes, adultos, rockeros, motociclistas y hombres de saco y corbata compartieron las butacas con el único objetivo de rememorar los tiempos en que el rock duro dominaba la escena musical.

"Love me two times", "Break on through" y "Waiting for the Sun" calaron fuerte entre los nostálgicos tapatíos, quienes corearon fuerte las canciones y en varias ocasiones gritaron "¡Doors, Doors!"

Como si fueran los años 60, Manzarek hizo alusiones al peyote, la mariguana y hongos alucinógenos, recibiendo fuertes ovaciones.

Siguieron temas como "When the music's over" y "The scream of the butterfly", con los que no pararon los coros y las emociones.

La velada se prolongó por más de dos horas, en las que se recordaron prácticamente todos los éxitos de la mítica banda, que ha sido un parteaguas en el rock internacional.

"Light my fire" marcó el final de un concierto lleno de nostalgia y emoción, pues se revivieron los tiempos en que The Doors dominaba la escena musical.