Notimex
México.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó un acuerdo de la Comisión de Fiscalización del IFE mediante el cual le prohibía al partido Nueva Alianza firmar contratos con personas físicas.
Asimismo, en la sesión pública de este viernes los magistrados avalaron la Convención Estatal del PAN en Tamaulipas -realizada en agosto-, que dejó sin posibilidad de ocupar candidaturas locales de ese partido a varios de sus militantes.

Sobre la queja de Nueva Alianza, el pleno del TEPJF apoyó de manera unánime la propuesta del magistrado Constancio Carrasco, quien consideró que la Comisión de Fiscalización decidió "de facto" y no jurídicamente prohibir al partido la firma de contratos para allegarse recursos.

En el recurso de apelación número 0071/2007, el partido refiere que en su momento solicitó a la Comisión de Fiscalización asesoría para saber si podía o no firmar contratos "de mutuo" con personas físicas para obtener recursos.

En su respuesta, la comisión argumentó que si bien no hay una prohibición expresa para que los partidos firmen tales documentos, también es cierto que según la ley la mayoría de los recursos de los institutos políticos deben provenir del Estado.

Además, el Instituto Federal Electoral (IFE) señaló que la firma de tales contratos complicaría la función fiscalizadora, razón que argumentó para prohibir su suscripción.

El partido Nueva Alianza consideró que este acuerdo, dado a conocer el 8 de agosto pasado, viola la seguridad jurídica y sus derechos como entidad de interés público, por lo que solicitó su revocación.

Aunque de acuerdo con la sentencia se encontraron algunos argumentos infundados, se consideró que no se esgrimió razón jurídica alguna sino una "razón fáctica", por lo cual se ordenó revocar el acuerdo y exigir a la Comisión de Fiscalización que informe al tribunal de inmediato.

Sobre la Convención Estatal del PAN en Tamaulipas, los magistrados respaldaron el criterio de su colega Carrasco, en el sentido de que, contrario a lo que decían los quejosos, la convención nunca fue oficialmente cancelada.

Según las 17 quejas presentadas -acumuladas en una sola sentencia- la convención del 26 de agosto fue ilegal, porque tres días antes el Comité Ejecutivo Nacional del PAN ordenó cancelarla.

En consecuencia, los quejosos no se presentaron a la convención, suponiendo que no se realizaría y, por tanto, no fueron designados candidatos a diversos cargos de elección popular, como deseaban.

Pero en el análisis correspondiente, el magistrado Carrasco encontró que en ningún momento el Comité Estatal panista en Tamaulipas recibió oficialmente la orden del CEN del PAN de cancelar la convención, por lo cual ésta fue válida y, por tanto, los militantes no tienen razón en sus quejas.