El Universal
Juan Carlos I de España tenía previsto celebrar su onomástica con una recepción ofrecida a representantes de las altas instituciones de los tres poderes del Estado
El rey Juan Carlos I de España canceló la recepción oficial que iba a ofrecer hoy con motivo de su onomástica, debido al accidente de tren ocurrido anoche en Castelldefels (Barcelona, noreste de España), en el que murieron doce personas.

El Rey tenía previsto celebrar su onomástica con una recepción ofrecida a representantes de las altas instituciones de los tres poderes del Estado, una ceremonia que no se organizaba desde hace cuatro años porque, los tres últimos, la fecha había coincidido con actividades oficiales fuera de Madrid.

En esta recepción oficial, Juan Carlos I iba a estar acompañado por la reina Sofía, el príncipe Felipe y la esposa de éste, la princesa Letizia.

Las víctimas del accidente de Castelldefels, en su mayoría jóvenes, murieron al ser arrolladas por un tren de alta velocidad en la estación de esa localidad catalana cuando descendían de otro convoy de cercanías para acudir a la verbena de la Noche de San Juan que tenía lugar en una playa cercana.

El siniestro causó además catorce heridos, de los que tres se encuentran en estado crítico.

Varios testigos indicaron que entre las víctimas puede haber ciudadanos latinoamericanos y fuentes de la Embajada de Colombia en España señalaron a EFE que del grupo de personas que se encontraba en la estación donde ocurrió el accidente hay dos ciudadanos colombianos "desaparecidos".

Según indicaron fuentes de la Casa Real, el Rey, la reina Sofía, los Príncipes de Asturias y la infanta Elena, acompañada ésta de dos de sus hijos, asistieron a una misa familiar, oficiada en una ermita de los jardines de su residencia del Palacio de la Zarzuela, en la que rezaron por las víctimas del accidente.

Por su parte, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, habló por teléfono con el alcalde de Castelldefels, Joan Sau, a quien transmitió su solidaridad por la tragedia.

Fuentes del Ejecutivo español señalaron que el jefe de Gobierno quiso conocer los detalles de lo ocurrido y mostrar su preocupación por los familiares de los fallecidos y heridos.

También mostró sus condolencias, "apoyo y solidaridad" a las víctimas y familiares la ministra de Defensa española, Carme Chacón.

La ministra rindió su homenaje a los fallecidos y heridos en el tradicional brindis que se celebra cada año en la sede del Ministerio de Defensa con motivo de la onomástica del Rey.