LA JORNADA
México, D.F. .- El homenaje al poeta, narrador, ensayista, historiador y orador, quien el próximo 30 de noviembre cumplirá 101 años de vida, se llevó a cabo en la capilla de la cultura del Centro Cultural Helénico, en la ciudad de México, donde Henestrosa presentó su publicación Alacena de minucias: 1951-1961.
Allí, el embajador de Cuba en México, Manuel Aguilera de la Paz, sostuvo que la distinción al poeta oaxaqueño reconoce su contribución "a las causas justas y progresistas de la humanidad".

Indicó que además de su enorme amistad con el pueblo cubano, el reconocimiento es un premio por su obra literaria, en la cual está presente el pensamiento de José Martí, una permanente exaltación de su pueblo y pasado indígenas y el testimonio de su invariable amistad hacia la Revolución Cubana.

Por su parte, Henestrosa expresó su beneplácito por el reconocimiento y agradeció su asistencia a los presentes. Motivado, contento, fuerte y siempre serio, confesó poder vivir 100 años más para continuar haciendo lo que más le gusta.

Miguel Porrúa, director de la casa editorial del mismo nombre, recordó que Alacena de minucias... es el nombre de la columna que Andrés Henestrosa publicó en el suplemento cultural del diario El Nacional del 17 de junio de 1951 al 9 de febrero de 1969, misma que reapareció algunos años después (entre junio de 1983 y septiembre de 1986).

Señaló que el afán de esa entrega periodística fue, en palabras de Henestrosa, "historiar las letras nacionales, preferentemente las del siglo XIX".

La obra fue coeditada por la Cámara de Diputados y el librero Miguel Angel Porrúa. Consta de más de 800 páginas y en ella se incluyen coplas, décimas, canciones populares, necrologías, dedicatorias, anécdotas, etimologías, relatos y pasajes autobiográficos.

"Alacena de minucias... fue una sección que se leyó con sumo placer en su tiempo, como seguramente se leerá hoy; en este volumen se publican todas sus contribuciones, desde 1951 hasta 1961", destacó Porrúa.

En su oportunidad, el coordinador general de los festejos del bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución, Rafael Tovar y de Teresa, afirmó que Alacena de minucias... "es una obra que se parece a la vida y personalidad de Henestrosa."

La publicación -agregó- es un ejemplo de lo que es Andrés: "ese verbo que Alfonso Reyes acuñó y que conjuga de manera magistral al recoger todos los temas posibles vinculados a la literatura, cultura y vida artística del siglo XX".

Más adelante, Tovar y de Teresa indicó que el libro representa "una mirada que capta el mundo interior del poeta, donde debe estar procesando las palabras que deja en un testimonio realizado en 10 años, donde captura una parte y vida de la historia de México".

En una larga pero emotiva ceremonia, acompañada de versos y recitales, la directora del Instituto Nacional de las Bellas Artes, María Teresa Franco, refirió que la obra del escritor representa el rescate de un conjunto de voces, pensamientos y figuras decimonónicas que "Don Andrés ha señalado en muchas ocasiones".

Dijo que el oaxaqueño es mucho más que un rescatador de mitos; es "un ciudadano preocupado por la educación literaria y un promotor que ha usado la prosa para revivir dos siglos de literatura mexicana". El texto, dijo, es una recopilación con 10 años de trabajo, en donde el autor ordena la paz con lo que siente y escucha, y que su prodigiosa memoria almacena.

"Don Andrés fue partícipe de los movimientos más representativos de las letras; sus lecturas surgen del nacionalismo cultural. Fue un interlocutor de las generaciones que lo sucedieron y es un testigo de la vida de un país", agregó.

En su primer acto público como ex rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente -quien recibió un fuerte aplauso- se refirió a Henestrosa como un "erudito" y un hombre que ha realizado destacadas aportaciones al indigenismo.

Alacena de minucias "es una gran obra; no es una simple colección de artículos, quien la viere así no ha acabo de entender de lo que se trata Andrés Henestrosa", afirmó.

Sibeles Henestrosa, hija del escritor, agradeció a los presentes el homenaje a su padre. "Quiero agradecer a todos por recibirnos en este lugar", dijo.