Notimex
La también cantante nació el 24 de septiembre de 1941 en NY, por lo que este lunes cumpliría 66 años de edad. Falleció el 17 de abril de 1998 víctima de cáncer de mama
La intérprete y fotógrafa estadounidense Linda McCartney, primera esposa de Paul McCartney, quien este lunes cumpliría 66 años de edad, fue homenajeada por el ex Beatle con el disco "Memory almost full", que lanzó en junio pasado.

Hija del director del bufete Eastman & Eastman, Linda nació el 24 de septiembre de 1941 en Nueva York; creció en Scarsdale y fue Art Major en la Universidad de Arizona.

Durante su estadía en dicha ciudad, surgió su pasión por la fotografía, oficio que desempeñaría profesionalmente cuando comenzó a trabajar para la revista "Town and country", publicación tradicional de Nueva York.

Conoció al integrante del cuarteto británico cuando retrataba bandas de rock a principios de los años 60, pues Paul viajó a Washington a la convención de la Capitol, donde anunció el lanzamiento de su nuevo disco bajo el sello de Apple.

Ella estaba divorciada y tenía una hija de su anterior matrimonio, por lo que no parecía que la relación con el músico se formalizara, pero el 12 de marzo de 1969, se casaron en Londres; procrearon tres hijos: Stella, James y Mary.

Tras la ruptura de The Beatles, formó junto con su marido el conjunto Wings, el cual destacó en las décadas de los 70 y 80.

Como amante de la vida natural, Linda hizo mucho para ayudar a las asociaciones protectoras de animales y peleó una gran guerra contra la deforestación del Reino Unido.

Su pasión por la comida vegetariana la llevó a escribir un libro de cocina reconocido mundialmente como uno de los mejores del género; en 1992, publicó una selección de sus obras fotográficas en "Linda McCartney`s sixties-Portrait of an era".

Linda McCartney falleció el 17 de abril de 1998 en Tucson, Arizona, a los 57 años, víctima de cáncer de mama, mismo que combatió durante más de tres años. Como un homenaje póstumo, se lanzó "Wide prairie", una colección de sus grabaciones en solitario.

El beneficiario de su herencia, calculada en unos 218 millones de dólares, fue su marido, quien, además de su propia fortuna, valuada en casi 800 millones de dólares, se convirtió en el artista británico más rico.

Años más tarde, Paul contrajo nupcias con la modelo Heather Mills, con quien enfrentó un proceso de divorcio, hecho por el cual trascendió que el cantante le ofreció unos 59 millones de euros a cambio de su silencio respecto a la relación.