Buenos Aires, Argentina.- Juan Román Riquelme, el eje creativo del Boca Juniors, está lesionado y su recuperación preocupa al entrenador Carlos Ischia de cara al partido del miércoles ante el Atlas, el primero entre ambos equipos en los cuartos de final de la Copa Libertadores.
"Román sufre las consecuencias de un golpe en el gemelo derecho y había que preservarlo para el miércoles", dijo Ischia al justificar la baja del futbolista en el encuentro del domingo ante Estudiantes que los boquenses perdieron por 1-0 en la décimo cuarta jornada del torneo argentino Clausura 2008.

"No podíamos arriesgarlo, porque además tiene una hematoma en el aductor de la misma pierna y eso es preocupante", añadió el entrenador.

Riquelme fue sustituido por Leandro Gracián, que tuvo un bajo rendimiento y ha sido criticado por la prensa deportiva local por su "falta de compromiso con el juego ofensivo".

Boca ya había sufrido la baja de Riquelme en la fase de grupos de la Libertadores al lesionarse frente al Colo Colo chileno en Santiago, lo cual complicó la clasificación del equipo a los octavos de final.

Ischia también espera que el centrocampista colombiano Fabián Vargas esté en condiciones de jugar tras haber sufrido frente a Estudiantes dolores en el isquiotibial derecho.

De momento, el equipo tiene doce candidatos a la titularidad para en encuentro frente al equipo que dirige Miguel Angel Brindisi: Caranta; Maidana, Cáceres, Morel Rodríguez, Monzón; Vargas o Ledesma, Battaglia, Dátolo; Palacio y Palermo.

El encuentro se disputará en el estadio José Amalfitani, del club Vélez Sarsfield, a causa de la inhabilitación de 'La Bombonera' por incidentes ocurridos en el encuentro de ida de los octavos de final entre la formación local y el Cruzeiro brasileño.