Los permisos de construcción de viviendas unifamiliares aumentaron en julio un 5,8 por ciento a una tasa anualizada de 458.000 unidades, el cuarto incremento mensual consecutivo y un indicio firme de que la actividad en construcción de casas, finalmente, dejó de contraerse.
Washington, EU.- El ritmo de nuevas construcciones de viviendas en Estados Unidos bajó un 1 por ciento en julio pese al pequeño aumento en las obras de casas unifamiliares, que fue contrarrestado por una disminución de las obras en apartamentos, informó hoy el Departamento de Comercio.

La tasa anualizada de comienzo de nuevas obras de construcción descendió en julio a 581.000 unidades, después que en junio había subido a 587.000.

De acuerdo con el Gobierno, el mes pasado la tasa de construcción de viviendas unifamiliares subió un 1,7 por ciento y la referente a conjuntos de apartamentos cayó un 13 por ciento.

Los permisos de construcción de viviendas unifamiliares aumentaron en julio un 5,8 por ciento a una tasa anualizada de 458.000 unidades, el cuarto incremento mensual consecutivo y un indicio firme de que la actividad en construcción de casas, finalmente, dejó de contraerse.

Los permisos para obras en viviendas unifamiliares han aumentado un 27 por ciento después que en marzo tocaron fondo, mientras que el comienzo de este tipo de obras ha aumentado un 36 por ciento desde marzo.

Después de 14 meses consecutivos de contracción, muchos analistas esperan que la inversión residencial contribuya por fin al producto interior bruto en el trimestre en curso, que comenzó en junio.

El total de inicio de obras ha bajado un 38 por ciento desde julio de 2008, y el referente a unidades unifamiliares ha caído un 23 por ciento.

En comparación con la cima de la bonanza inmobiliaria de hace dos años y medio, el ritmo de comienzo de obras en la construcción de viviendas ha caído un 70 por ciento. En todo 2008 se iniciaron trabajos en 906.000 viviendas, comparado con 1,36 millones de 2007.