El Universal
En la nave, utilizada como crucero de placer, se encuentran 100 turistas y científicos quienes se encuentran a salvo
Un rompehielos ruso con 100 turistas y científicos embarcados para ver pingüinos emperadores en la Antártida ha logrado finalmente abrirse camino en el espeso hielo y llegará pronto a mar abierta, anunció el miércoles un funcionario naval.

El buque Captain Jlebnikov llevaba varios días atrapado por el hielo cerca de Snow Hill Island, en el Mar de Weddell. Debería haber regresado al puerto austral argentino de Ushuaia, en Tierra del Fuego, hace dos días pero no es esperado ahora hasta el fin de semana, como muy pronto.

Las autoridades dijeron que los viajeros no corren peligro alguno y usaron la escala imprevista para realizar giras por el área en helicóptero. Snow Hill Island se encuentra frente al extremo norte de la Pensínsula Antártica.

Tatyana Kulikova, vocera de la empresa naval Fareastern Shipping Company, propietaria del rompehielos, dijo el miércoles que la nave logró abrirse camino el martes en tres millas náuticas (5,5 kilómetros) de espeso hielo y se encuentra ahora a menos de media milla náutica (menos de un kilómetro) de agua libre. La vocera hizo las declaraciones a la agencia informativa rusa ITAR-Tass.

La empresa dijo en un principio que la nave aguardaban a que arreciara el viento para librarse del hielo, pero Kulikova indicó que el rompehielos logró zafarse por su cuenta pese a que el viento sigue siendo liviano.

''El rompehielos sigue avanzando gracias a la pericia de su capitán y la tripulación'', agregó.

 La empresa anuncia que sus cruceros son una oportunidad única para ver pingüinos emperadores en su hábitat natural. Natalie Amos, vocera de la agencia de viajes Exodus Travel, dijo que 51 turistas británicos figuran entre los 101 pasajeros.
 Los viajes de dos semanas por la Antártida a bordo del Captain Jlebnikov cuesta 13 mil 890 dólares (9 mil 350 euros) a 22 mil 690 dólares (15 mil 280 euros) por persona. El rompehielos, construido en Finlandia, es utilizado como crucero de placer desde hace varios años y lleva dos helicópteros.