El Universal
Afirma la productora que ella y la actriz son buenas amigas y no terminaron mal su relación
La productora Rosy Ocampo desmintió las versiones de que ella y la actriz Sabine Moussier hayan terminado su relación laboral enojadas, "somos buenas amigas y espero volver a trabajar con ella".

En declaraciones a la prensa, Ocampo explicó que nunca tuvieron un altercado durante las grabaciones de la telenovela Las tontas no van al cielo, "quiero aclarar que no existieron malos entendidos".

"Yo estuve con ella durante su proceso de divorcio y ella está muy agradecida porque la apoyamos mucho", dijo la productora de melodramas como Alegrijes y rebujos.

"No existieron distanciamientos entre ella y yo como se ha dicho, el personaje de `Marisa` murió en las circunstancias que se habían planeado y en el capítulo designado desde un principio", explicó.

"No murió el personaje ni antes ni después, además la forma en que se llevó la historia de `Marisa` fue conveniente para Sabine, porque tuvo tiempo de involucrarse de lleno en los ensayos de `Aventurera`", expresó.

Ocampo destacó que le llena de gusto el que Sabine haya ingresado al montaje producido por Carmen Salinas. "Esperamos que le vaya muy bien en esta nueva faceta, porque es una mujer con talento".

Por otra parte, la productora indicó que ya se encuentra analizando otras historias que en breve llevará a la pantalla chica.