Aracely Chantaka
180 mil personas se emocionaron al ver a sus ídolos en el escenario, pero el mensaje no estaba sólo en las canciones
El público estaba emocionado de ver a sus ídolos en el escenario, pero Saúl también dejó saber que para ellos su participación en el evento era algo muy especial.

"Es un honor para Jaguares poder estar con Los Tigres del Norte y hacer un pedacito de historia aquí en Monterrey", señaló.

Otro de los temas que también preocupan a los Jaguares son los feminicidios en Ciudad Juárez, Chihuahua.

"En Ciudad Juárez siguen habiendo mujeres asesinadas y este brillante gobierno no hace nada", señaló el vocalista de la agrupación.

Mencionó que los mexicanos "estamos jod..." con autoridades así que resuelven estas situaciones.

Con "La Célula que Explota", "Te lo Pido por Favor", "No Dejes Qué" y "La Negra Tomasa", los Jaguares cerraron su actuación.

La mesa ya estaba puesta para seguir con el plato fuerte del banquete musical y ahora tocó el turno de Los Tigres del Norte.

La agrupación liderada por Jorge Hernández salió a escena a las 20:45 horas. Aunque en la parte cercana al escenario la gente se veía hasta apretujada, en la parte de atrás algunos se dieron habilidad para bailar.

Canciones como "Señor Locutor", "La Sorpresa" y "Directo al Corazón", fueron entre otros los primeros temas que desfilaron por el repertorio de "Los Jefes de Jefes".

La euforia del público no se hizo esperar, muchos de los presentes, como en los bailes, se las ingeniaba para hacerles llegar papelitos con sus peticiones y saludos.

Otras de las canciones fueron: "El Jefe de Jefes", "La Manzanita", "De Paisano a Paisano", "Pacas de a Kilo", "La Puerta Negra" y una clásica de su repertorio, "La Banda del Carro Rojo".

A pesar de que la gente pensaba que ya no podría haber más la sorpresa de la noche estaba por llegar. La presencia de Saúl Hernández alborotó a la gente cercana a la valla que protegía el escenario.

La muchedumbre se deshizo en gritos cuando el Jaguar y el Tigre mayores unieron sus voces para entonar "América", un tema que es un himno para los habitantes de este continente.

Jorge y Saúl posaron gustosos para las cámaras en esa noche inolvidable y unieron el rugido del Tigre y el Jaguar, como nunca a nadie se habría imaginado.

La presentación dio término al filo de la medianoche. Los ausentes en el histórico concierto fueron los chavos de El Gran Silencio, que debido a un accidente automovilístico de su bajista, Eduardo Flores, tuvieron que cancelar su participación.