El cuadro dirigido por Guus Hiddink sacó una ligera ventaja en casa tras derrotar 2-1 a Eslovenia en el primer juego de repechaje rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010
Rusia derrotó hoy con muchos apuros a Eslovenia (2-1) en el partido deida de la repesca mundialista en el que el equipo local se dejó robarla cartera en los últimos minutos.

Con este resultado, las espadas siguen en todo lo alto y laeliminatoria se decidirá el próximo miércoles en Maribor, donde loseslovenos prepararán a buen seguro una encerrona a los rusos.

Hasta el minuto 87 de partido la estrella del partido era elcentrocampista del Everton, Bylialetdínov, que marcó los dos goles desu equipo con su pierna mala, la derecha.

No obstante, el joven delantero Pecnik que milita en el Nacionalportugués le robó el protagonismo al acortar distancias casi al finaldel partido, lo que permite a los ex yugoslavos soñar con laclasificación para Sudáfrica 2010.

El partido lleno de contrastes enfrentaba a Rusia, el país más grandedel mundo y poblado por 142 millones de personas, y la pequeñaEslovenia, con apenas dos millones y una corta tradición futbolística.

El escenario del partido era inmejorable, ya que el estadio olímpicoLuzhnikí se llenó (84.450 espectadores), aunque los rusos jugaron sóloa ráfagas.

El técnico holandés Guus Hiddink, seleccionador ruso, sorprendió apropios y extraños al ceder la titularidad al delantero Pavlyuchenko yel zurdo Zhirkov, que apenas juegan con Tottenham y Chelsea,respectivamente.

El caso es que el primero estuvo desaparecido en combate durante los 90minutos, pero Zhirkov participó mucho en el juego, aunque acusó elcansancio y se desinfló en la segunda parte.

Rusia intentó abrir el campo desde el principio, pero el equipoesloveno salió con la lección bien aprendida y cerró a cal y canto losflancos.

Eslovenia parecía mejor colocada y lograba que los rusos acumularandemasiados jugadores en el medio, perdiendo capacidad de sorpresa.

Los ex yugoslavos intentaron golpear primero, pero el disparo de Birsa(Auxerre) a los diez minutos rebotó en Zhirkov y se fue a córner.

El zurdo del Chelsea respondió a los 14 minutos con una magníficoeslalom en el que se llevó a cuatro jugadores, pero su disparo fuedespejado con el pie por el meta esloveno, cuando la afición ya cantabael gol.

El equipo visitante lo volvió a intentar en el ecuador de la primeraparte por medio de Dedic que aprovechó un pase largo para encarar aAkinféev, pero su disparo casi sin ángulo salió fuera.

Arshavin no lograba deshacerse de la presión rival y su equipo lonotaba, mientras Hiddink comenzaba a mostrar síntomas de nerviosismo.

Cuando los eslovenos se las prometían felices, una jugada sin apenaspeligro en la que Pavlyuchenko recibió el balón al borde del áreacambió el signo del partido.

En vez de disparar, el delantero le dio un pase interior a Bylialetdínov, que estaba marcado por dos defensas.

Poco importó ya que el tártaro del Everton les regateó magistralmentecon un recorte con su pierna buena, la izquierda, y se sacó de la mangaun magnífico disparo con la derecha que dejó helado a Handanovic.

El primer ministro ruso, Vladímir Putin, que asistía al partido,respiró con alivio cuando el árbitro pitó el fin del primer tiempo, enel que los rusos sufrieron más de lo esperado para superar la defensarival.

En la segunda parte, los rusos decidieron no contemporizar ysentenciaron el partido y, quizás, la eliminatoria con un segundo golde Bylialetdínov.

Arshavin recibió un pase al borde del área grande, penetró en el área yle dio un inmejorable pase al autor del primer gol, al que se le escapóel balón.

En cambio, por suerte para los rusos, la defensa eslovena falló y elbalón volvió al centrocampista ruso, que disparó sin pensárselo dosveces de nuevo con su pierna mala y cogió a contrapié a Handanovic(Udinese).

A partir de ahí, los rusos se dedicaron a dormir el partido y lanzarpeligrosos contraataques, mientras los eslovenos parecían arrojar latoalla.

En cambio, tras varios ataques en los que los rusos pudieron sentenciarla eliminatoria, Eslovenia aprovechó una rendija en la defensa localpara acortar distancias.

El recién salido Pecnik dio esperanzas a los suyos al rematar de cabezaal fondo de la portería un despeje de Akinféev a disparo de Koren.

El mismo jugador pudo convertirse en héroe nacional a los 91 minutoscuando otra vez solo en el área grande disparó con el interior de supierna derecha, pero el guardameta ruso despejó ágilmente a córner.

En los últimos minutos los rusos parecían desinflados y los eslovenosestuvieron a punto de dar la vuelta al partido en varias jugadas abalón parado.

- Ficha técnica:

2 - Rusia: Akinféev; Anyukov, V. Berezutski, Ignashévich, Zhirkov;Bylialetdínov, Semak (Bystrov, m.61), Denísov; Arshavin, Zyriánov yPavlyuchenko (Sichev, m.79).

1 - Eslovenia: Handanovic; Brecko, Suler, Cesar, Jokic; Radosavljevic,Koren, Kirm (Pecnik, m.82), Birsa (Stevanovic, m.77); Novakovic yDedic.

Gol: 1-0, min. 40: Bylialetdínov. 2-0, m.52: Bylialetdínov. 2-1. m.87: Pecnik.

Arbitro: Claus Bo Larssen (DIN) . Amonestó a Arshavin por empujar a un contrario y a Sichev.

Incidencias: partido de repesca para el Mundial de Sudáfrica 2010disputado en el estadio olímpico Luzhnikí de Moscú ante 84 mil 500espectadores (lleno) .

Asistió como invitado especial el primer ministro ruso, Vladímir Putin, ataviado con la bufanda de la selección rusa.