El Universal
Sostuvo que no se incorporará a otro partido y que trabajará por la construcción de un "Acuerdo Nacional con un nuevo Pacto Social"
Ruth Zavaelta, ex presidenta de la Cámara de Diputados y una de los militantes más cercanos a Jesús Ortega, renunció anoche a su filiación en el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Sostuvo que no se incorporará a otro partido y que trabajará por la construcción de un "Acuerdo Nacional con un nuevo Pacto Social" para "transitar a la consolidación de la democracia vía la paz" y construir un mundo seguro con desarrollo integral de todos los mexicanos.

En una carta enviada al presidente nacional del PRD, Zavaleta advirtió que el partido no es la institución "que logre salvar" las tarea de llevar a buen termino a 13% de electores y que la izquierda mexicana no se pierda.

"Lo hago (renunciar al perredismo) convencida de que el camino que toma el PRD no conduce a la construcción de la izquierda que requiere el país y los ciudadanos que han confiado en él".

En la misiva, la ex diputada federal detalló su ingreso y trayectoria en el PRD, para luego lamentar que en el partido "se ha cedido y con ello se mantiene en la ambivalencia y la incertidumbre sobre el modo de hacer política".

 

Deficiencias del partido

Dijo que renuncia en un momento que no afecta el camino del partido; "no lo hago motivada por el chantaje de no tener un cargo público o una candidatura, no lo hago porque los resultados electorales demuestren nuestro declive ni porque pretenda desde fuera golpear y vulnerar".

Explicó: "Sin algún tipo de discusión interna, el PRD entregó su capital político al sumarse a un supuesto frente de las llamadas izquierdas y lo hizo sin atender su historia, ni resolver los problemas que el frente interno de sus izquierdas tiene".

Precisó seis puntos sobre las deficiencias del PRD. Dijo que el partido no ha creado una estructura para competir y mantener su presencia, que carece de instrumentos certeros para dirimir sus diferencias y que su estrategia electoral es impotente ante los retos que se presentan.

Además declaró que se niega la posibilidad de alcanzar acuerdos con otras fuerzas políticas para satanizar y descalificar a quienes los empujan, dijo que la radicalidad interna ha alejado a sus electores y acusó bipolaridad al interior el PRD.