La figura del mariscal de campo Drew Brees volvió a destacar al llevar a los Saints a una victoria por 7-38 sobre los Buccaneers de Tampa Bay para mantener su invicto y conseguir marca de franquicia.
Houston, EU.- Si los Saints de Nueva Orleans mantuvieron el invicto con un triunfo amplio con marca de equipo, los Colts de Indianápolis lo hicieron gracias a un gol de campo, pero también lograron nuevo registro en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) durante la undécima semana de competición.

Mientras que los Saints y los Colts se mantienen perfectos en la competición, el veterano mariscal de campo Brett Favre continúa buscándola y esta vez completó 22 de 25 pases para estar más cerca de ella.

La figura del mariscal de campo Drew Brees volvió a destacar al llevar a los Saints a una victoria por 7-38 sobre los Buccaneers de Tampa Bay para mantener su invicto y conseguir marca de franquicia.

El equipo de Nueva Orleans también logró su margen de victoria más amplio en la campaña y su primer triunfo en Tampa desde el 2006.

Mientras que el pateador Matt Stover fue el encargado de mantener la racha triunfal y la calidad de invicto de los Colts, que vencieron (15-17) a los Ravens de Baltimore.

El mariscal de campo Peyton Manning tuvo su triunfo número 41 en su carrera, dirigiendo al equipo a la victoria en el último cuarto o en tiempo extra, y empató a Favre en ese apartado entre los mariscales de campo activos.

Favre se mantiene en busca de la perfección y esta vez completando 22 de 25 pases llevó a los Vikings de Minnesota a una victoria por 35-9 sobre los Seahawks de Seattle.

Otro mariscal de campo, Philip Rivers tuvo que recurrir a las mejores tácticas de su repertorio para que los Chargers de San Diego estrenaran liderato de división al vencer (3-32) a los Broncos de Denver, que perdieron el cuarto partido consecutivo.

El mariscal de campo Donovan McNabb no tuvo consideraciones con el equipo de su ciudad natal y lanzando para 244 yardas llevó a las Eagles de Philadelphia a una victoria por (20-24) contra los Bears de Chicago.

Si hace una semana el entrenador en jefe Bill Belichick fue duramente criticado por la derrota de los Patriots ante los Colts, esta vez sacó a lo más poderoso de su cuadro defensivo y llevó al equipo a un triunfo claro por 31-14 sobre los Jets de Nueva York, que en esta ocasión no pudo decir que le grabaron sus señales.

El mariscal de campo Kurt Warner había hecho lo suficiente cuando salió del campo después de sufrir un golpe en la cabeza, y con dos pases de anotación dirigió a los Cardinals de Arizona a una victoria por (13-21) sobre su ex equipo de los Rams de San Luis.

El mariscal de campo David Garrard se convirtió en el héroe del equipo al guiar a los Jaguars de Jacksonville a su tercer triunfo consecutivo por primera vez en casi dos años, al vencer 18-15 a los Bills de Buffalo, que tuvieron de vuelta a Terrell Owens.

La combinación perfecta del mariscal de campo Aaron Rodgers y del corredor Ryan Grant fue clave para que los Packers de Green Bay vencieran 30-24 a los 49ers de San Francisco, el equipo que no lo quiso seleccionar en el sorteo universitario.

El mariscal de campo Tony Romo no tuvo su mejor actuación por aire, pero los Cowboys de Dallas lograron por tierra su mayor número de yardas, con 153, desde la tercera jornada y vencieron 7-6 a los Redskins de Washington.

Después de cuatro derrotas consecutivas el pateador Lawrence Tykens tuvo que reclamar protagonismo en el tiempo extra para detener la mala racha de los Giants de New York, que vencieron 34-31 a los Falcons de Atlanta.

El pateador Ryan Succop ayudó a los Chiefs de Kansas City a por lo menos no permanecer en solitario en el fondo de su división al anotar un gol de campo en el tiempo extra para llevar al equipo local a una victoria por 27-24 sobre los Steelers, que perdieron el segundo partido consecutivo.

También fue el pateador Sebastián Janikowski el que representó el orgullo del equipo y con gol de campo de 33 yardas dio a los Raiders de Oakland una victoria por 20-17 sobre los Bengals para no quedar en el último lugar de su división.