Universal
En los próximos días, la élite de la Ciudad de México estará de manteles largos, con la apertura de la nueva tienda Saks Fifth Avenue en el centro comercial Santa Fe.
Con más de 50 establecimientos en territorio de Estados Unidos, Saks Quinta Avenida es reconocida como una de las tiendas de más prestigio a escala mundial.

A partir del día de su inauguración, en 1924 en la ciudad de Nueva York, el objetivo de esta tienda ha sido muy ambicioso: ser la primera opción para los consumidores más perspicaces y con las expectativas más altas.

En una atmósfera de labores a marchas forzadas, y con los anaqueles aún vacíos, se afinan los últimos detalles de este recinto, el tercero que abre la glamourosa tienda fuera de Estados Unidos.

Steven Giedymin, director de Mercadotecnia Visual de Saks México y encargado de realizar todo el diseño de los interiores, dice: "Esta tienda rompe con los esquemas tradicionales en el diseño de espacios de la cadena; es más extensa, tiene más concepto, más diseño. Los acabados y texturas son parte importante de su ambientación y la mercancía se mostrará de una manera totalmente moderna", explica.

Los espacios están segmentados para diferentes estilos de vida, desde los más urbanos y elegantes hasta los deportivos. "En el caso del segundo piso de la nueva tienda Saks, está dedicado a la mujer y tiene mucho color: se combinaron los púrpuras con los blancos y hay tonos más vivos en cada área, pero siempre de acuerdo con la línea de las marcas que se exhiben", describe Steven Giedymin.

También se pueden apreciar algunas pinceladas que tienen que ver con nuestras raíces. "Siempre que se diseña un Saks en algún lugar, agregamos detalles propios de la región, para hacerlo más local. En este caso, en algunos muros aplicamos superficies de cerámica con grabados hechos a mano inspirados en la cultura mexicana", comenta el experto. Agrega que la mayoría de los materiales y objetos decorativos llegaron de Nueva York y Europa, y que son muy modernos y sofisticados.

"Algunos de los acabados que hemos escogido para México fueron hechos a mano; también hay cristal de Murano y se espera que haya esculturas y otros objetos de arte", dice el interiorista.