Jorge Ramos/Excélsior
Esto, debido a que, previo a la contratación, es necesario realizar una inversión en infraestructura y equipamiento del centro de trabajo, cubrir gastos de reclutamiento y capacitación del personal, las cuotas al IMSS, Infonavit y SAR, entre otras prestaciones de ley, como vacaciones pagadas, prima vacacional y aguinaldo, por citar algunas.
México, D.F. .- Generar un empleo formal y permanente en México puede costar a las empresas entre 27 y 274.5 por ciento más que el valor del salario que pagará a su trabajador.

Esto, debido a que, previo a la contratación, es necesario realizar una inversión en infraestructura y equipamiento del centro de trabajo, cubrir gastos de reclutamiento y capacitación del personal, las cuotas al IMSS, Infonavit y SAR, entre otras prestaciones de ley, como vacaciones pagadas, prima vacacional y aguinaldo, por citar algunas.

Empresarios y expertos en reclutamiento, capacitación y administración de recursos humanos consultados por Excélsior, coinciden en que el costo varía y puede ser menor o mayor, pues depende del giro y tamaño de la empresa. Es decir, si es de nueva creación o invertirá por primera vez en la instalación de toda la infraestructura física y tecnológica o sólo en una parte para continuar con su proceso de crecimiento y expansión, así como del perfil, sueldo y cantidad de personal que contratará.

Claudio X. González, presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios (CMHN), explica que "depende de la industria, porque hay unas que requieren mucho capital para crear un empleo y otras como la de servicios que no requiere tanto capital, pero obviamente lo que tiene un costo mayor es todos los aspectos de seguridad social pero son necesarios".

Al respecto, Ricardo González Sada, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), comenta que el costo de generar empleo está asociado al costo de establecer una empresa, el cual depende a su vez del monto de los impuestos y derechos que hay que cubrir y el tiempo que tardan los trámites para abrir el establecimiento e iniciar operaciones.

"A manera de ejemplo, tenemos que para el establecimiento de un hotel, en Estados Unidos hay 4 ó 5 trámites, aprobaciones que hay que obtener, mientras que aquí son 115 y eso eleva el costo, pero obviamente también depende del giro, del pago de contribuciones sociales y de la capacitación del personal."

Román Flores, gerente de Compensación de Manpower México, dice que, por ejemplo, el costo real de generar un empleo por el que se pagará al trabajador un salario de ocho mil pesos mensuales es de 21 mil 962 pesos adicionales al sueldo, es decir, 274.5 por ciento más, debido a que el patrón debe pagar cuando menos seis conceptos como es el ISR, Infonavit, IMSS, entre otros.

Quince por ciento o mil 200 pesos más por prestaciones y beneficios; 16 por ciento o mil 280 pesos más por carga social; 50 por ciento o cuatro mil pesos más por inversión en infraestructura tecnológica; 15 por ciento o mil 200 pesos más por arrendamiento; 12.3 por ciento o 982 pesos más por gastos de oficina; 121.3 por ciento o nueve mil 700 pesos más por reclutamiento y 45 por ciento o tres mil 600 pesos más por capacitación.

El costo de mantener la plaza creada es 108.3 por ciento más respecto al salario, debido a que se desagregan reclutamiento y capacitación pero se continúa con el pago de la renta de la oficina, gastos de operación, inversión en infraestructura, carga social, prestaciones y beneficios del trabajador.

Sin embargo, si se consideran sólo las contribuciones al IMSS, Infonavit, el pago del Impuesto Sobre Nóminas y de las prestaciones de ley al trabajador, el costo de generar un empleo en México es de 33 por ciento más respecto al sueldo del trabajador, según Alfredo Garay Morillo, socio consultor de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh y director de Servicios de Soluciones, Desarrollo y Formación (SDF).

A manera de ejemplo, expone que una plaza de asistente por la que se paga al trabajador un sueldo de 200 pesos diarios o seis mil pesos mensuales, tiene un costo total mínimo de siete mil 980 pesos al mes para la empresa, porque además del salario debe cubrir una cuota de 19.84 por ciento al IMSS, hacer una aportación de 5 por ciento al Infonavit, pagar 2 por ciento de Impuesto Sobre Nóminas y 6.16 por ciento en prestaciones de Ley.

Garay Morillo explica que el costo de generar un empleo está determinado por la suma del sueldo, más contribuciones sociales y el paquete de prestaciones de ley y ampliadas que proporciona la empresa al empleado, todo lo cual da como resultado el salario base de cotización con el que el patrón debe registrar al trabajador en el IMSS.

La Ley del Instituto Mexicano del Seguro Social establece que el salario base de cotización se integra con los pagos hechos en efectivo por cuota diaria, gratificaciones, percepciones, alimentación, habitación, primas, comisiones, prestaciones en especie y cualquiera otra cantidad que se entregue al trabajador por su desempeño y que sirve para calcular el monto de las prestaciones médicas que proporcionará el IMSS al asegurado y a su familia.

El también socio consultor de la AMEDIRH asegura que mientras más amplio sea el abanico de beneficios, más costoso es generar un puesto de trabajo en México.

Por ejemplo, si la empresa encarga a un administrador externo la plaza de asistente por la que se pagará un salario de 200 pesos diarios o seis mil mensuales al trabajador, el costo total de ese puesto de trabajo que en condiciones normales era de siete mil 980 pesos se incrementa: 10 por ciento o 798 pesos por pago de honorarios a la compañía de outsourcing más 15 por ciento de IVA, lo que hace un total de diez mil 094.70 pesos.

"La cosa se puede complicar un poco más, porque hay posiciones que tienen que recibir una compensación variable, como vales de despensa, de comida o que recibiste alguna cuestión adicional, incluso que trabajaste y se te pagaron horas extra, todo esto se tiene que sumar para calcular el salario diario integrado", dice.

Y agrega: "El costo que la empresa puede tener a veces es de 50 por ciento de lo que tú le estás pagando a ese trabajador, todo esto depende de muchos factores, por ejemplo el tamaño de tu nómina, cómo decides llevar esa nómina, si la lleva un externo que te puede decir yo te cobro tanto por llevar todo esto, entonces, tratando de ser muy básico, te puede llegar a costar 50 por ciento más del sueldo del trabajador, sólo el factor de nómina."

Explica que la generación de una plaza puede costar mucho más, si se considera la inversión en el diseño y ejecución de un proyecto, es decir, en infraestructura física, tecnológica y de reclutamiento y selección de personal. "Cuando alguien comienza de cero a generar una plaza laboral, son muchos los elementos que hay que considerar", comenta Garay, quien subraya que el costo de generar un empleo es de por lo menos 33 por ciento sobre la nómina, pero mucho mayor si se agrega la inversión en infraestructura física y tecnológica y gastos de operación.

"En el mercado podemos encontrar empresas que proporcionan sólo las prestaciones de ley y empresas que además de éstas dan a sus trabajadores vales de despensa, de comida, cupones, seguro de vida, seguro de gastos médicos mayores, auto, compensación variable, y el esquema llega a ser tan austero o complejo como la empresa quiera", indica Garay.

Recuerda su experiencia en una compañía que pagaba a personal expatriado casa, mudanza, muebles, mantenimiento, chofer, escuela para los hijos, todo lo cual incrementa exponencialmente el costo de la generación de empleo y nómina.

Muchos empleos, alto costo
Excélsior preguntó a Wal Mart cuánto le cuesta generar empleos en México, a lo que respondió en términos generales que en 2008 creó doce mil 582 nuevos empleos e invirtió 11 mil 316 millones de pesos, esto incluye el costo de la infraestructura física y tecnológica necesaria para la apertura de nuevas tiendas y gastos de operación.

Alejandro Miranda, desarrollador de la franquicia Spoleto en México, una cadena de restaurantes de comida rápida estilo italiano, dice que a la empresa le cuesta mil 200 pesos la generación de cada uno de los ocho empleos con los que opera cada una de las ocho sucursales con las que cuenta hasta ahora en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México.

El costo incluye todos los gastos administrativos desde que se genera la vacante hasta que se realiza la contratación, pues son horas hombre del personal de recursos humanos, entrevista, selección, reclutamiento, capacitación, entrega de manuales, documentos y uniformes.

A partir del primer día de trabajo se suma el costo del salario que se paga a cada trabajador, que es de 82 pesos diarios más prestaciones de ley como Seguro Social, Infonavit y dos por ciento de Impuesto Sobre Nómina, entre otras.

"A mí el trabajador me cuesta 82 pesos diarios y al gobierno le paso sobre esos 82 un 27 por ciento adicional donde están englobados todos los impuestos, es decir, 82 pesos más 27 por ciento me da el costo total de una persona pagando todas las obligaciones de ley."

Según Miranda, la selección y contratación de los diez empleados que atienden la sucursal de Reforma 222 costó 12 mil pesos, y la nómina tiene un costo de 16 mil pesos quincenales o 32 mil pesos al mes, más 27 por ciento de impuestos y contribuciones sociales.

Sin embargo, aclara que el costo puede ser mayor, pues depende de muchos factores, entre ellos el tipo de plaza que se pretende generar, pues la de un operativo es más barata que la de un gerente.