Berna.- El director de cine Roman Polanski, en prisión desde septiembre por una causa pendiente en Estados Unidos, podrá salir de la cárcel pero seguirá bajo arresto domiciliario tras pagar una fianza de 4,5 millones de francos (4,4 millones de dólares, casi 3,0 millones de euros), indicaron hoy fuentes judiciales suizas.

Según el tribunal penal suizo, Polanski, de 76 años, entregará su pasaporte y permanecerá bajo arresto domiciliario. Además se le podría colocar una pulsera electrónica.
Berna.- El director de cine Roman Polanski, en prisión desde septiembre por una causa pendiente en Estados Unidos, podrá salir de la cárcel pero seguirá bajo arresto domiciliario tras pagar una fianza de 4,5 millones de francos (4,4 millones de dólares, casi 3,0 millones de euros), indicaron hoy fuentes judiciales suizas.

Según el tribunal penal suizo, Polanski, de 76 años, entregará su pasaporte y permanecerá bajo arresto domiciliario. Además se le podría colocar una pulsera electrónica.

Aún no fue fijada la fecha para su liberación y todavía puede ser presentado un recurso en contra de la decisión del tribunal.

Polanski fue detenido a fines de septiembre en el aeropuerto de Zúrich debido a una orden de captura emitida en Estados Unidos, que pidió oficialmente su extradición.

El cineasta es acusado de haber embriagado y violado a una adolescente de 13 años hace más de 30 años.

Los abogados de Polanski realizaron en las semanas pasadas múltiples intentos por conseguir la liberación de su cliente.

Hace algunos días aceptó que se le coloque una pulsera electrónica para cambiar la celda en la cárcel por un arresto domiciliario en su casa de vacaciones suiza.

Polanski rechaza una extradición a Estados Unidos.

El director de cine vive en Francia y viaja regularmente a la casa que posee en la localidad alpina de Gstaad, en Suiza. Sin éxito ofreció esta propiedad como fianza para su liberación.