Notimex
El delantero paraguayo anota de cabeza, a tres minutos del final, el gol del empate para las Aguilas, que se encontraban abajo en el marcador; una derrota del equipo azulcrema condenaba a su técnico a dejar el cargo
El futbolista paraguayo Salvador Cabañas se convirtió hoy en el "salvador" del técnico Luis Fernando Tena al marcar, a tres minutos del final del partido, el empate 1-1 entre América y Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), esta tarde en el Estadio Azteca.

El atacante "guaraní" anotó en el minuto 87 por Aguilas, para dar un respiro al estratega, quien con la derrota estaba prácticamente condenado a dejar el cargo, luego del ultimátum que le envió la directiva a principios de semana.

Por Tigres de la UANL, el uruguayo Sebastián Abreu abrió el marcador al minuto 76, en un empate que tampoco dejó bien parado al timonel argentino Américo Gallego.

El conjunto de Coapa llegó así a 12 puntos en el Grupo Dos, donde ocupa el tercer sitio, mientras los universitarios arribaron a cinco y se mantienen en el sótano del sector tres.

Fue un partido donde ambos conjuntos jugaron primero a no perder con mucho nerviosismo y donde el gol marcado por Tigres ocasionó presión a los azulcremas, y en los 10 minutos finales se lanzaron con todo y mostraron el futbol que su aún técnico, afición y directiva esperan.

Ambos equipos demostraron desde los primeros minutos los nervios por conseguir un resultado favorable, pues jugaron sin arriesgar el balón, aunque América buscó más el arco contrario, mientras Tigres prefirió ordenarse bien atrás para no conceder espacios.

El argentino Federico Insúa volvió a ser el hombre que dio vida a los ataques de Aguilas, pues con sus toques y buena técnica puso algunos servicios para el paraguayo Salvador Cabañas y el charrúa Hernán Rodrigo López, que no pudieron ser aprovechados en el primer tiempo.

El partido se tornó demasiado cerrado y con mucho tránsito en medio campo, además de que hubo muchas imprecisiones y faltó que impusiera una dosis de peligrosidad, mientras los dos técnicos seguían con nervios el desarrollo del partido desde el área permitida.

Un ingrediente más provocó que el juego se volviera un poco más rápido, la intensa lluvia que empezó a caer a partir del minuto 35, aunque hasta el momento de irse al descanso ninguno de los dos aprovechó esta circunstancia del juego para que al silbatazo de Erim Ramírez los 35 mil aficionados presentes despidieran con abucheos a los equipos.

En las gradas los ánimos empezaron a calentarse y un grupo de seguidores de Tigres empezaron a darse de golpes con otro de América hasta que fueron separados por la policía, que formó un cerco a su alrededor para evitar nuevas riñas.

América buscó en el segundo tiempo abrir el ordenado cuadro bajo felino, pero el terreno mojado no fue su mejor aliado.

Ambos equipos se quedaron con 10 hombres en el terreno al minuto 58 cuando en una serie de empujones que se dan en todo tiro de esquina, el árbitro sacó tarjeta roja directa a Germán Villa por América y a Francisco Fonseca por Tigres.

Esta baja pareció afectar más a los de casa, aunque elingreso de Juan Carlos Mosqueda devolvió algo de orden en el mediocampo de los de casa.

A partir del minuto 66 el estratega de Aguilas vivió con angustia desde su banca el partido, porque su equipo se vio abajo en el marcador en un doble error de marcación de la zaga.

Primero porque Jesús Chávez remató sólo frente al arco y aunque Guillermo Ochoa hizo un "paradón" el uruguayo Sebastián Abreu prendió el rebote para mandar el esférico al fondo.

El golpe anímico pareció ser muy fuerte para los americanistas, pero sus seguidores nunca dejaron de impulsarlos para colocar una gran reacción que valió para el empate.

Corría el minuto 87 cuando Salvador Cabañas remató un servicio dentro del área para batir a Cirilo Saucedo. Este tanto motivó a sus compañeros a aprovechar el escaso tiempo que restaba para buscar la voltereta y mantener el paso de sólo victorias en el Estadio Azteca.

Pero en el 89 perdieron a un elemento muy valioso, su goleador Hernán Rodrigo López, quien en una barrida por atrás sobre el argentino Fabián Cubero se fue expulsado ante las protestas de sus compañeros.

Al final la igualada supo a triunfo a los de casa y a derrota a los visitantes, al tiempo que los estrategas de ambos cuadros seguirán con su futuro en duda.

El arbitraje de Erim Ramírez fue regular, con algunas decisiones protestadas por la afición local.

Amonestó a Duilio Davino, Juan Carlos Silva y al argentino Federico Insúa, por los de casa, además del "pampero" Fabián Cubero y Cirilo Saucedo por Tigres.

Expulsó a tres jugaores, dos por el cuadro de casa, Germán Villa (58) y el uruguayo Hernán Rodrigo López (89), así como a Francisco "Kikín" Fonseca (58), todos ellos con tarjeta roja directa.

Alineaciones:

América.- Guillermo Ochoa, José Antonio Castro, Ricardo Rojas, Duilio Davino (Lucas Castromán, 83), Oscar Rojas, Juan Carlos Silva (Juan Carlos Mosqueda, 64), Alejandro Argüello, Germán Villa, Federico Insúa, Hernán Rodrigo López y Salvador Cabañas. DT. Luis Fernando Tena.

UANL.- Cirilo Saucedo, Mario Ruiz, Julio César Cáceres, Jesús Chávez, Enrique Escudero (Jaime Lozano, 54), Jesús Molina, Fabián Alberto Cubero, Guillermo Marino (Jesús Palacios, 75), Antonio Sancho (Sebastián Abreu, 54), Javier Saavedra y Francisco Fonseca. DT. Américo Gallego (ARG).