Rolando Franco
Saltillo, Coahuila.- Más de 60 funcionarios de la Procuraduría General de Justicia, entre agentes del Ministerio Público, secretarios, escribientes y ministeriales, han sido sancionados en lo que va del año por diferentes faltas.
Armando Rico Almanza, titular del área de Responsabilidades de la Procuraduría, reveló que en la mayoría de los casos las sanciones se han derivado de quejas interpuestas por la ciudadanía y por acciones de revisión que ha realizado la propia autoridad.

Precisó que entre las denuncias más recurrentes contra funcionarios de la PGJE está la dilación en la integración de expedientes, omisiones o errores en los procesos de averiguación previa y el mal comportamiento.

Las sanciones impuestas hasta ahorita, dijo Rico Almanza, han ido desde la amonestación o apercibimiento, hasta la baja o destitución del funcionario.

Señaló que dependiendo de la falta es como se ha definido la sanción, pues el criterio del área a su cargo no sólo se fija por la queja o irregularidad encontrada, sino también en el grado de la misma y los antecedentes de cada funcionario.

"Definitivamente nos hemos encontrado casos en que la persona cometió una omisión, pero se debe evaluar la gravedad y si se hizo o no con dolo y premeditación, todo eso se tiene que tomar en cuenta a la hora de fijar la sanción.

"Las investigaciones que se realizan contra los funcionarios se llevan a efecto conforme a derecho y se les da a todos la oportunidad de defenderse como a cualquier persona, ya cuando de plano no se encuentra nada por lo cual se le tenga que sancionar, se le habilita de inmediato en su cargo", aclaró.