LA JORNADA
México, D.F. .- La Comisión Federal de Competencia (CFC) ratificó la resolución en la que establece que Telcel comete prácticas monopólicas relativas e impone condiciones de exclusividad a proveedores de contenidos, por lo que el organismo antimonopolios ordenó la supresión inmediata de esos ejercicios. En caso de reincidencia se considerará grave la conducta de la telefónica y se hará acreedora de sanciones pecuniarias.
La determinación tomada por la CFC tuvo lugar después casi cuatro años de investigaciones, apelaciones y la presentación de elementos de defensa por parte de Radiomóvil Dipsa (Telcel), sin que lograra modificar la resolución original. Esta empresa está dedicada a la telefonía móvil y forma parte del grupo de negocios del empresario Carlos Slim.

La CFC inició esta investigación a raíz de que la empresa española Telefónica denunciara a Telcel y a Movitel del Bajío por la posible comisión de diversas prácticas monopólicas, que consistían por parte de Telcel en la discriminación de precios que resultó de ofrecer una tarifa de un peso por minuto en llamadas salientes de usuarios de Telcel en planes de pospago, en llamadas locales con origen y terminación en la misma red de Telcel.

Telefónica también acusó a Telcel y Movitel que es distribuidor autorizado de este empresa en León, Guanajuato, de ofrecer un cambio gratuito de teléfonos activados con Telefónica por aparatos activados por Telcel con el fin de desplazar a la española del mercado.

Una imputación más por parte de Telefónica consistió en la posible comisión de prácticas monopólicas consistentes en la imposición de obligaciones de exclusividad a proveedores de contenidos.