Agencia
Hermosillo, Sonora.- Sus intenciones eran convertirse en corredora de bienes raíces, tenía la intención de desarrollar un fraccionamiento al Norte de la ciudad.
A su arribo a Hermosillo, ya como novia de Juan Diego Espinosa Ramírez, alias "El Tigre", buscó a sus posibles socios.

Primero adquirió una residencia en Los Arrayanes, del fraccionamiento residencial Los Sabinos, casa que después rentó a Carlos Alberto Quintero Vera, quien demostró no tener nexos con la organización delictiva.

Sandra Avila Beltrán se convirtió en pocos años en una de las mujeres más buscadas por la Procuraduría General de la República (PGR) por su relación con los grandes capos del "narco", a quienes sirvió como transportadora de los pagos por el contrabando.

En abril del 2002, el inquilino no volvió a saber de Avila Beltrán, a quien conocía como María Luisa Avila Beltrán, uno de los alias de la mujer; tras cinco meses de no encontrar a quién pagar la renta, éste quedó como depositario del predio.

Meses antes había contratado a un corredor de bienes raíces para que adquiriera un terreno donde poder edificar viviendas.

El contratista le ofreció el predio que conforman 225 lotes urbanizados en el fraccionamiento Alto Valle, y crearon la empresa Consorcio Inmobiliario Promotores, cuyas oficinas se ubicaron en la calle Nayarit número 131, de la colonia San Benito.

Su socio desconocía por completo las actividades ilícitas a las que se dedicaba.
La describe como una mujer bonita, delgada, estatura normal, quien se peinaba diferente y se pintaba el cabello varias veces.

Nexos en Culiacán
Asegura que en Culiacán, Sinaloa tenía una residencia que le heredó su primer esposo, el comandante de la Policía Judicial Federal, José Luis Fuentes Avila, quien fue ejecutado.
También estuvo casada con el comandante del desaparecido Instituto Nacional para el Combate a las Drogas, Rodolfo López Amavizca, ejecutado por un comando armado en un hotel de Hermosillo donde convalecía.

De esa relación se desprende que "La Reina del Pacífico" ya se encontraba en Sonora, desde donde contrataba a mujeres para llevar grandes cantidades de dólares a Colombia, producto de los cargamentos que operaba "El Tigre", su tercer esposo.

Ligada a Hermosillo
La llamada "Reina del Pacífico", Sandra Avila Beltrán, tiene muchos nexos en Hermosillo.
*Estuvo casada con Rodolfo López Amavizca, quien fue ejecutado el año 2000 cuando estaba internado en un hospital privado.

*La PGR le decomisó en octubre del 2002, 225 predios, dos residencias y una empresa en Hermosillo, con valor superior a los 21 millones de pesos.

*De la capital del Estado contrató a mujeres para el traslado de sumas millonarias de dólares
* Sandra Avila Beltrán usa como "alias" las siguientes identidades: Sandra Avila López, Sandra Luz Arroyo Ochoa, Carla Orozco Lizárraga, Andrea Medina Reyes y María Avila Beltrán.