El Universal
El músico mexicano se presentó en México como parte de su gira , y mostró un repertorio clásico con mucha energía y vitalidad
Ciudad de México.- Para qué necesitar mucha producción cuando el espectáculo lo hizo Carlos Santana, sus ocho músicos y dos vocalistas.

Un escenario simple, puro, descubierto y una luz tenue siempre iluminando a Carlos Santana, quien se presentó en México como parte de su gira "Vive la luz world tour", mostró un repertorio clásico con mucha energía y vitalidad.

La canción Evil Way fue el motivo para hablar del tema fronterizo, de la religión y de la actualidad y la violencia que vive el país.

"Lo que está pasando en la frontera no es nada ajeno para mi. El milagro de que haya paz es hoy, en nuestro tiempo, no mañana. Este México no cree en el mañana, cree en el ahorita.

"Quiero pedirles que repitan por favor lo que yo digo: Tu luz es sólo lo que vez, es una reflexión, siempre debes creer en ella sino nada puedes hacer. Si eres pecador...entonces estamos jodidos. (Pero) Dios no ve el pecado eso lo inventaron unos tipos en Europa", platicó el músico.

El considerado de los mejores guitarristas del mundo demostró su fervor al país que lo vio nacer con una camisa estampada con la Virgen de Guadalupe, con su tradicional capa oscura y sombrero blanco.

"Se siente un espíritu fuerte, diferente, luminoso, yo creo porque es domingo, gracias por estar con nosotros", comentó el músico jaliscience.

"Siempre que vengo a la capital es muy importante visitar a mi patrona (mientras agachaba la cabeza enseñando la imagen de la Virgen de Guadalupe), porque es una ilusión en todo; es una alegría el disfrutar de la presencia luminosa de ustedes. Sé que mucha gente quiere oir de mi boca y de mi corazón: Viva México", comentó el músico de 61 años.

Mientras se escuchaba la quinta canción de la noche Generique, el músico de origen mexicano le dedicó la canción María María a las mujeres que acudieron a su concierto, y en especial porque siempre ha estado acompañado de mujeres durante toda su vida:

"Estoy iluminado por mi madre, mis cuatro hermanas, mi ex esposa y mis dos hijas", subrayó el músico.

Canciones como Vive la vida, Africa Bamba, Foo Foo, Zamba pa ti, No one to depend on, Taboo, Four element y Africa en América.

Pero las que lograron prender al domo de cobre fueron las conocidas Curación, Black Magic Woman, Smooth y Oye cómo va, en esta última proyectó imágenes de sus discos y de él al inicio de su carrera.

Corazón espinado y Jingo cerraron un concierto de aproximadamente dos horas 40 minutos de duración.