Unas 20 personas fueron detenidas después de los actos de destrucción en Fort-de-France, la principal ciudad de la isla, según la jefatura de policía en Martinica.
Fort-De-France, Martinica.- Turbas de vándalos incendiaron automóviles y saquearon comercios en Martinica durante la noche, dijo la policía el miércoles, después de casi tres semanas de protestas laborales en esta isla francesa en el Caribe.

Unas 20 personas fueron detenidas después de los actos de destrucción en Fort-de-France, la principal ciudad de la isla, según la jefatura de policía en Martinica.

Por lo menos cinco vehículos fueron incendiados, además de un pequeño almacén y varios cestos de desperdicios. Varios comercios fueron saqueados pero nadie resultó herido, según un informe policial.

Las protestas se intensificaron el martes por la noche cuando decenas de manifestantes llegaron a la alcaldía e intentaron entrar por la fuerza, disgustados por el ritmo lento de las negociaciones.

Los líderes de la huelga tuvieron que interrumpir las conversaciones con los patronos para pedir calma a los manifestantes que estaban frente al edificio.

Pero alrededor de medianoche, algunos empezaron a arrojar piedras y botellas a los policías que montaban guardia frente a la alcaldía y éstos respondieron con gases lacrimógenos. Más de 250 policías locales y franceses llegaron para controlar la situación y la violencia amainó en la madrugada.

Martinica no ha visto el mismo grado de violencia que conmovió recientemente la cercana isla francesa de Guadalupe. Semanas de huelgas en Guadalupe en demanda de mayores salarios y en protesta por el alto costo de la vida degeneraron en disturbios la semana pasada y un activista laboral murió a tiros.

Las huelgas y protestas se propagaron a Martinica, donde el jueves se reanudarán las negociaciones entre trabajadores y empleadores para poner fin a una huelga de 21 días que ha paralizado los negocios en la isla.

Los manifestantes se retiraron de las negociaciones el lunes cuando los empleadores no ofrecieron una contraoferta concreta a las demandas de un aumento mensual de 354 euros (452 dólares), dijo el organizador de la huelga Michael Monrose.

En Guadalupe, las conversaciones para poner fin a la huelga general de 36 días debían reanudarse el miércoles.

Representantes del gobierno dejaron la mesa de negociaciones el lunes por la noche diciendo que no estaban dispuestos a un aumento salarial de 200 euros (250 dólares) para quienes ganan 900 euros (1.130 dólares) por mes. Desde entonces han estado aguardando instrucciones de París.

El presidente francés Nicolas Sarkozy anunció la semana pasada un paquete por 580 millones de euros (730 millones de dólares) para contribuir al desarrollo en los territorios franceses de ultramar, donde los precios suelen ser mucho más altos que en el continente pero no los salarios.