Brenda Delabra
Una contundente y ardiente victoria de los Saraperos 4-10, fue la que hizo perder la cabeza a los Potros de Tijuana y terminar la novena entrada con un conato de bronca que no pasó a mayores y simplemente los dejó tendidos en el terreno además de su dignidad pisoteada.
Estupenda noche tuvieron los toletes Saraperos. Jorge Luis Valle estuvo a punto de completar el ciclo al batear de 4-4 y faltar sólo el jonrón, empujó una y timbró par de carreras.

Los equinos abrieron los cartones con una carrera, ante los titubeos de Mario Mendoza Jr.

Christian Herrera embasado en bola ocupada fue empujado por José Espinoza, en la segunda entrada, capítulo en el que los verdes empataron con par de dobletes.

Noé Muñoz llegó a la intermedia y tras el segundo out, Jorge Luis Valle también le pegó al jardín derecho con palo de dos estaciones empujando al "Capi", JJ Muñoz con extra base tenía la carrera del despegue en sus pies, Paúl Llano con toque de sacrificio lo mandó a la antesala y Jesús Cota con línea al territorio de José Manuel Espinoza lo hizo pisar el pentágono.

Cuco Cervantes pegó el cuarto doble de la noche y en pisa y corre Jesús Cota en una extraordinaria carrera puso el 3-1, Cuco Cervantes anotó con impulsado, con el doble de Noé Muñoz para el 4-1, adjudicando ya la derrota a Alfonso Sánchez.

Pero los de Tijuana dieron guerra en el cuarto rollo, con producidas por Leonardo Heras y Oscar Ramírez poniéndose a una carrera del empate 3-4, empatando por conducto de Christian Herrera.

La ofensiva local sacó la garra y con rally de tres carreras frenó el andar del pitcheo tijuanense, Jorge Luis Valle llegó a la antesala con un soberbio cañonazo por el prado derecho, JJ Muñoz recibió pasaporte y Paúl Llano que con limpio doblete los mando a la registradora, Llano elevó el contador 7-4 con elevado de sacrificio de Jesús Cota.

En el último rollo Joram Iboa golpeo a Oscar Ramírez, provocando una serie de empujones entre ambas escuadras, al final Iboa retiró a tres en el orden.