El Universal
México.- El gobernador de Puebla, Mario Marín Torres, expresó su apego a la resolución emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre que no podrá ser enjuiciado por violaciones a los derechos humanos de la periodista Lydia Cacho.
Señaló en un escueto comunicado que no había cometido delito alguno, tal y como "lo expresé hace 19 meses, momento en que se inició esta investigación".

Por eso, reiteró su confianza y respeto a las determinaciones que tomó el máximo tribunal de justicia del país.

En el texto, el mandatario poblano afirmó que "como abogado, como gobernador del estado y como ciudadano reconozco en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a un tribunal colegiado, garante del control constitucional y promotor de la vigencia del Estado de Derecho".

Finalmente, Marín Torres manifestó que "ha quedado demostrado con la experiencia, que el respeto a nuestras instituciones y a las decisiones que de ellas provengan, son la vía para contar con un México de progreso".