ÉDGAR GONZALEZ/enviado
"El efecto invernadero es más rápido que cuando la extinción de dinosaurios"
GUADALAJARA, JAL.- Para Julia Carabias, la mujer que en México se ha distinguido por la defensa de los Montes Azules, el tema del calentamiento global no es asunto amarillista, sino contundente.

Durante una conferencia de prensa ofrecida previa a su exposición magistral en la Expo Forestal México Siglo XXI, Carabias dijo que hay una relación directa e incuestionable del aumento de los gases de efecto invernadero.

Se tienen registros, a modo científico, del incremento en las temperaturas a nivel mundial que pueden datarse desde 450 mil años atrás, y se ha encontrado que desde la extinción de los dinosaurios, no había un cambio climático tan rápido como ahora.

Hay incertidumbre en la comunidad científica internacional porque se espera que la temperatura aumente de medio grado a cinco grados centígrados en los próximos años, eso implicaría lluvias, humedad y derretimiento de los polos.

¿Qué va a pasar? Se cuestiona la propia maestra en ciencias de la UNAM y ex secretaria del Medio Ambiente.

"Lo que suceda de ahora en adelante estará ligado con la forma de vida que cada uno llevemos y con las políticas que quieran aplicar los gobiernos".

Añadió que no se vale que en Estados Unidos hagan llamados a todos los países cuando ellos son quienes deberían empezar por revertir el cambio climático, y enseguida los países con menos responsabilidad.

Sin embargo no se sabe cuánto tiempo queda para detener el calentamiento de la Tierra. En los próximos 30 años estará el mayor riesgo, pero si tenemos la respuesta de voluntades, dijo, habrá esperanza.

Carabias inició su conferencia respondiendo la diferencia que encontraba desde que ella estaba al frente del medio ambiente en México y lo que hay ahora.

Primero cuestionó la labor de la administración del ex presidente Vicente Fox, a la que calificó de haber caído en un bache, pero que empezó a surgir de nueva cuenta con la llegada de Alberto Cárdenas Jiménez a la Semarnat.

La actual administración del Gobierno Federal, sin embargo, la encontró con mayor voluntad para enfrentar el tema del calentamiento global o cambio climático.

Y aunque dijo que no era suficiente sembrar árboles, sí es importante el esfuerzo que realiza la Comisión Nacional Forestal al ponerse como meta sembrar este año 250 millones de árboles en todo el país, la cuarta parte de la meta mundial.

El Gobierno Federal debe enfocar también sus baterías en la educación, sobre todo de las nuevas generaciones, aunque a nivel universitario han iniciado nuevas carreras referentes al cuidado del medio ambiente.

En su conferencia sobre Conservación de los Bosques, frente a dueños de plantaciones forestales, principalmente del centro y sur del país, les pidió que no vieran las hectáreas de tierra que tienen, como simple madera, sino como un patrimonio ecológico de la Nación.