Eva Díaz Moreno/Excélsior
México, D.F..- Heredero del talento de sus padres Humberto Zurita y Christian Bach, Sebastián brilla con luz propia. Apenas rebasa los 20 años y está a punto de abrir su propio negocio de helados de yogurt, sigue estudiado Economía y Administración, produce cine y próximamente teatro. Se destaca como revelación en la actuación y, por si fuera poco, tiene una banda de rock que muy pronto dará sorpresas.
Sebastián se califica como un chico fuera de lo común que no puede estar sin hacer nada, hecho que le debe a sus padres.

"Creo que todo lo que hago es por los sermones que me dan: trato de no tener tiempos muertos. Si no puedo estudiar, toco la guitarra, o checo mis emails o leo mis libros de economía que siempre están en mi mochila", comentó durante un descanso de las grabaciones de la telenovela Corazón salvaje, en la que interpreta a Gabriel.

El chico aprovecha cada segundo del día, pues estudia vía internet y está conectado para resolver todos los detalles que tiene pendientes para la apertura de su próximo negocio.

"Siempre traigo dos celulares, mi papá dice que parezco secretaria, además debo tener el tiempo para dedicarme de lleno a la actuación, que es mi vida", dijo.

Sin embargo, su faceta de empresario lo tiene muy entusiasmado, pues por estos días inaugurará su heladería.

"Antes era socio del antro (New York) pero me salí porque ya no podía, pero los negocios siguen. Tengo una franquicia que me traje de Estados Unidos, es de helados de yogurt: The big Y. Ahorita estamos con las pruebas de sabores, locales y presupuesto para las máquinas. Tenemos varias zonas para abrir, puede ser en Polanco, la Condesa o el Pedregal, pero estamos viendo cómo está la competencia y estudiando el mercado", adelantó.

Con todos los pendientes que tiene, Sebastián Zurita no quita el dedo del renglón en otra de las facetas que tiene en el campo artístico: la música. El joven ya ha tenido presentaciones en Miami y muy pronto dará a conocer en México la banda que comanda.

"Se llama Surrealm. Somos puros chavos de mi edad y son de todo el lado del mundo: Italia, Colombia, República Dominicana y yo, mexicano. Nos estaba yendo muy bien, pero por mis compromisos en las telenovelas se paró un poco", comentó mientras acomodaba su larga cabellera, compuesta de extensiones.

"En la banda toco la batería, pero también sé de piano y guitarra. Es un estilo de rock pop, todas las letras son nuestras. De hecho, acabando esta telenovela me traigo a los muchachos para grabar un demo y enseñarlo en Televisa para sacar un disco. No es mi fuerte cantar, pero en una de esas hasta doy la sorpresa", dijo juguetón.

Los compromisos de trabajo siguen, y en el cine y teatro hay también algunos proyectos que concretizará en breve.

"La cinta que produje, Angel caído, ya sale en marzo de 2010. Mi mamá dice que este oficio no es del mejor, sino del que mejor aguanta, así que sigo su ejemplo. Quiero apoyarme en la experiencia de mis padres", dijo.

"La cinta Me olvidarás (que trata de la adopción en parejas gays), que iba a hacer con mi papá y la comenzábamos a rodar en noviembre, se pospuso por compromisos de trabajo de ambos, por lo que será hasta el próximo año que comencemos. Afortunadamente como la producimos nosotros no hay problema en cambiar fechas.

"Hay también una obra de teatro en puerta, pero por cuestiones de derechos todavía no puedo adelantar nada, sin embargo, todo está para 2010", comentó.

Por último, aseguró que Gabriel, personaje que hace en Corazón salvaje, es un reto más en su corta, pero muy fructífera carrera en la que cuenta con dos historias de suma importancia, tanto que ha logrado quitarse el peso de sus padres.

"Ese era el foco de atención, afortunadamente la gente, los medios y los productores me dieron la oportunidad de valerme por mí mismo y demostrar que soy Sebastián.

"El apellido no actúa, en todo caso pueden decir que son mejores mi padres, pero creo que a mis 22 años y después de que los Zurita-Bach no están desde hace años en Televisa. Ocupar el lugar que tengo significa que algo estoy haciendo bien", concluyó.