Yannick Du Rand / El Guardián
Saltillo, Coah.- Aunque no está totalmente constituida como colonia, ya tiene ocho años de existencia, y los servicios simplemente no existen, además sólo han recibido los colonos puras promesas y ni un hecho del alcalde de Saltillo, Fernando de las Fuentes.
Al norponiente de la ciudad se encuentra este lugar, por el que los vecinos luchan para que sea reconocida, primero, como colonia 8 de Enero.

En segundo, que les pongan los servicios necesarios que se requieren como cualquier colonia.

Como parece ser común en varias colonias, no está pavimentada y lo peor aún, ni agua, ni drenaje, ni luz tienen. Además, como dijo Gabriela Oyervides, vecina del lugar: "Parece un desierto urbano".

Porque no es tierra lo que hay, es pura arena que quiera o no los perjudica demasiado.

"Pasa un coche y levanta unas nubes de polvo que nos ensucian nuestra ropa que tendemos en el techo. No se diga cuando llueve, se hace un lodazal, y a veces no podemos pasar para llevar a los niños a la escuela", dijo

Platicó que a ella le vendieron su terreno hace siete años en 26 mil pesos, y es día que sigue igual, tuvieron que hacer apenas su segunda fosa séptica porque de plano se llenó la primera y ya no aguantan los malos olores.

"Eso sí, pagamos impuesto predial. Tenemos que pagar 180 pesos mensuales porque nos traigan el agua de la colonia Loma Dorada", señaló.

Además tuvieron que cooperarse entre los vecinos con 100 pesos por familia para que les emparejen, como dicen ellos, sus "dizque calles", comentó.

El Alcalde

Señaló que el alcalde Fernando de las Fuentes fue a un evento a una escuela cercana y aprovecharon para llevarlo a su colonia y viera en qué condiciones vivían.

Les prometió legalizar la colonia y llevar los servicios, pero han transcurrido más de cuatro meses y todo sigue igual, no pasa nada.

De la luz, la necesidad los hace caer en la ilegalidad, porque dijeron estar colgados, pues en la CFE les dieron costos muy altos, cerca de 3 mil pesos pesos.

En Presidencia sólo les alargan el cuento y les dijeron que están contemplados en sus planes, pero como, el "Son de la Negra", "A todos diles que sí, pero no les digas cuándo".

En cuanto al pandillerismo, es poco. Más bien, los robos se dan por la escasez de luz, pues dicen los colonos que el sector parece `boca de lobo' y aunque están cerca de una fábrica que puso su propio alumbrado, dicen que rara es la vez que lo prenden.