Universal
El director del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM, Héctor Fix-fierro, alertó que en la discusión sobre las adecuaciones en la impartición de justicia existe el riesgo de que gane la tentación de sacar tajada política.
México.- Y es que, según el académico, existen grupos subordinados a sus intereses de corto plazo. "Más bien quieren imponer, ver qué sacan en el juego y beneficiarse de oportunidades electorales".

Al hablar sobre el trasfondo del actual proceso de reforma del Estado que vive el país, donde uno de los temas principales atañe al Poder Judicial, el director del IIJ expresó que en estos momentos ninguna institución -en el entorno actual de participación ciudadana- puede funcionar sin apoyo social.

"La reforma judicial y, por tanto, el futuro de ese Poder, pasa inevitablemente por el campo de la política y su trayectoria se definirá, para bien o para mal, en la discusión y la negociación públicas, y no más por la voluntad de un solo hombre ni una sola institución, por ilustrada o bien intencionada que pueda ser".

Durante su participación en la mesa de trabajo La Reforma Judicial en Iberoamérica, Fix-Fierro, consideró que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha cambiado y de ser un actor pasivo se ha convertido en visible e influyente.

Sin embargo, este nuevo poder tiene límites y es vulnerable en la medida en que no vaya envuelto en la legitimidad que da la racionalidad del Derecho, concluyó.