La dependencia evacuó a 3 mil 937 personas de las zonas costeras de San Fernando y Soto la Marina, así como de la ciudad de Matamoros<br>Foto: Vanguardia/ Especial
El Universal
La dependencia evacuó a 3 mil 937 personas de las zonas costeras de San Fernando y Soto la Marina, así como de la ciudad de Matamoros
La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) evacuó este jueves a cerca de cuatro mil personas en Tamaulipas luego del inició de la aplicación del Plan DN-III-E en esa entidad y en Nuevo León, con motivo de la tormenta tropical "Alex" que actualmente azota a las citadas entidades.

La dependencia dio a conocer que en estas actividades participan tres generales, ocho jefes, 48 oficiales y 774 elementos de tropa, quienes proporcionan auxilio a la población civil en las comunidades afectadas por el fenómeno hidrometeorológico.

Personal militar en coordinación y cooperación con diferentes autoridades llevó a cabo la evacuación en Tamaulipas de 3 mil 937 personas de las zonas costeras de San Fernando y Soto la Marina, así como de la ciudad de Matamoros.

Todos los evacuados por los soldados fueron trasladadas a los refugios temporales, los cuales fueron instalados para proporcionar resguardo, alimentación y atención médica a los damnificados.

De igual forma se encuentran en alerta permanente los efectivos militares quienes se encuentra suficientemente dotados con el equipo, herramienta y material necesarios para reforzar las actividades que se realicen en las zonas siniestradas en caso de ser necesario.

Por otra parte, personal de la Novena Zona Naval, con sede en Yukalpetén, Yucatán, rescató el día de ayer a siete personas en Cayo Nuevo, aproximadamente a 112 millas náuticas del puerto de Celestún, Yucatán, luego de que el barco pesquero Hullin-V en que navegaban se había varado en la citada zona, averiado presumiblemente por los efectos remanentes de la tormenta tropical Alex.

La citada embarcación se hizo a la mar el día 25 de junio para realizar actividades de pesca de escama, y de acuerdo con la información obtenida el pesquero encalló la mañana del 29 de junio debido a condiciones meteorológicas adversas en el área, debido a la presencia de lluvias y fuerte oleaje, reportándose en pérdida total y que sus tripulantes se encontraban en Cayo Nuevo.

Para el rescate de los tripulantes de esa embarcación, tripulantes de una patrulla costera de la Armada se trasladó a la zona para el rescate de las víctimas.