Édgar González / Vanguardia
Saltillo, Coah.- El magistrado Gregorio Pérez Mata deslindó al Poder Judicial de Coahuila del conflicto entre el juez Hiradier Huerta Rodríguez y el obispo de Saltillo, Raúl Vera López.
El juez Huerta Rodríguez acusó en el Vaticano al Obispo de Saltillo, Raúl Vera, de abuso de potestad eclesiástica, que de acuerdo con el derecho canónico puede castigarse hasta con la separación del cargo del clérigo señalado.

El conflicto inició por la labor del juez Huerta Rodríguez al juzgar a los militares que abusaron de sexoservidoras en el municipio de Castaños. El Obispo Vera llamó rufián a Huerta porque no le pareció suficiente el castigo impuesto sólo a algunos de los militares detenidos.

La reacción del juez Huerta fue interponer una denuncia ante la Santa Sede, misma que de acuerdo con el presidente del Tribunal Superior de Justicia, lo hizo a titulo personal.

"Nos merece el respeto correspondiente, el juez, desde luego, lo hizo a título personal, no es una posición de la institución una controversia de esta naturaleza", dijo.

Agregó que "respetamos la fe que profesa el juez, así, igualmente respetaremos el resultado que a través de las instancias de la Iglesia pudiera derivarse".

Pérez Mata explicó que no podría opinar más a fondo porque desconoce los hechos y además están ventilados en una instancia de la Iglesia.