Arturo Estrada / Vanguardia
Saltillo, Coah.- Durante el transcurso del año pasado la Secretaría de la Función Pública Federal casi no tuvo trabajo en Coahuila, ya que sólo se presentaron 13 denuncias en contra funcionarios de ocho delegaciones.
De las querellas que se presentaron cinco resultaron sanciones de 15 a 30 días de inhabilitación y multas de hasta 10 mil 607.20 pesos; del resto se han declarado incompetentes o aún están en investigación.

La delegación donde más procesos se iniciaron fue en la de la Secretaría de Desarrollo Social, con un total de cuatro, una de ellas contra Marco Antonio Sánchez, promotor temporal del programa Oportunidades, cuyo seguimiento se desistió por falta de elementos.

La Sedesol en la entidad aún tiene en proceso otras tres resoluciones en curso, sin embargo, la razón de las denuncias, así como la identidad de las personas involucradas han sido restringidas por los próximos dos años.

De acuerdo con la Dirección General Adjunta de Quejas, Denuncias e Investigaciones de la Contraloría Interna de la Secretaría de la Función Pública, los tres casos en que se determinaron los "acuerdos de incompetencia", tienen que ver con una queja contra el director de la Comisión Nacional de Zonas Aridas, otra contra el titular de Secretaría de Salud en Coahuila y la tercera contra un líder minero.

El documento de la SFP con el folio 0002700218008, también consigna que se mantiene en investigación a Rogelio Ibarra Sánchez y a Armando Zúñiga Gámez del área de Quejas del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Asimismo, las investigaciones en el Centro SCT continúan, pues la Función Pública le sigue un proceso a José Guadalupe Narciso Rodríguez Martínez, coordinador general de Planeación.