Verónica Mondragón/Excélsior
Al dejar su cargo, Góngora Pimentel volverá a su alma mater. Se quedará como parte del claustro de juristas de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, tras recibir la invitación del rector de la casa de estudios, José Narro.
México, D.F..- Genaro Góngora Pimentel, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), se quitó la toga. A cinco días de dejar su cargo en el alto tribunal, sus compañeros de la Segunda Sala lo despidieron y reconocieron su trayectoria de 15 años en el cargo.

"La SCJN con su renovación se oxigena, pero en ocasiones es muy difícil pensar que se van quienes han sido ministros paradigmáticos a lo largo de su trayectoria; así es, así debe ser para las instituciones", dijo su compañero Fernando Franco González Salas, presidente de la Segunda Sala.

El ministro Góngora es uno de los juzgadores que apoya la facultad de investigación de la SCJN contemplada en el artículo 97 de la Constitución. Por ello, en agosto pasado votó por indagar el incendio en la guardería ABC, y lo hizo en el mismo sentido por el conflicto de Oaxaca en 2007 y en San Salvador Atenco.

Góngora llevó las discusiones a la red social Facebook, y adelantó en su perfil que su compañero Sergio Aguirre Anguiano pedía no abordar la tragedia.

La carrera judicial del oriundo de Chihuahua inició como secretario, juez y magistrado. Además de haber dedicado tiempo a la docencia.

"Al irse y haber cumplido con la frente en alto, usted siga por ese camino que siempre se ha marcado, en el que siempre ha actuado bajo sus convicciones de honorabilidad, de deseo de ser positivo y de construir", le dijo Franco González Salas.

Al dejar su cargo, Góngora Pimentel volverá a su alma mater. Se quedará como parte del claustro de juristas de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, tras recibir la invitación del rector de la casa de estudios, José Narro.

Así, rechazó la invitación de universidades norteamericanas a las que fue invitado como catedrático.

Góngora admitió que el caso El Encino, que derivó en el desafuero de Andrés Manuel López Obrador, generó una imagen negativa del mayor tribunal.

"Aquí estamos para evitar la tiranía por parte del Estado y del gobierno en el manejo de los asuntos públicos", reza la página personal del ministro.

Como lo marca la Constitución, el próximo lunes 30 de noviembre dejará formalmente su cargo.

Por esto sus compañeros del pleno le harán una ceremonia de despedida, a diferencia de su compañero Mariano Azuela Güitrón, quien dejó su puesto el pasado 3 de noviembre.

Para cerrar 2009, la SCJN despedirá a dos ministros que han sido calificados por sus compañeros como "el agua y el aceite".